18 enero 2021
  • Hola

Los salmantinos ‘abandonan’ el autobús urbano

Salamanca registra una pérdida superior a los 5,5 millones de usuarios en el transporte público desde el pasado mes de marzo

No fue hasta mediados del mes de junio cuando las líneas del autobús urbano de Salamanca recuperaron todas sus frecuencias habituales, aunque con limitación de aforo de entre 40 y 50 viajeros en función de las diferentes restricciones adoptadas por parte de las autoridades nacionales y regionales. Sin embargo, el transporte público de la capital está muy lejos de recuperarse después de haber estado prácticamente parado durante tres meses. Desde el pasado mes de marzo, la cifra de usuarios del bus urbano de la capital se ha desplomado en un 62’2%, lo que suponen descenso de más de cinco millones y medio de viajeros hasta octubre (5.603.232), en comparación con el mismo periodo de 2019, según datos facilitados por el Ayuntamiento de Salamanca.

En los dos últimos meses, se ha experimentado una ligera recuperación, gracias en parte, a la llegada de los universitarios a la capital por el comienzo del curso académico, aunque dista de los datos del año pasado. En septiembre de 2019, más de un millón de personas recurrieron al autobús para desplazarse en Salamanca, sin embargo, la cifra se desploma hasta poco más de los 600.000 (610.051) usuarios si se observa el balance de este año, lo que supone un 48,3% menos. Lo mismo sucede con octubre, con un 48,6% menos respecto al mismo periodo del año previo a la llegada del coronavirus (caída en 646.840 viajeros).

El descenso de pasajeros roza el 50% en los meses de septiembre y octubre, en relación al año pasado

Las líneas más afectadas por este desplome en los últimos meses son las que conectan la zona del el cementerio con Los Toreses (4), Garrido con el barrio San José, pasando por Hospitales (6) y la habitual entre los estudiantes de las facultades de Derecho, Ciencias Sociales o Medicina, entre otras, que es la que une el Campus Unamuno con Prosperidad (7).

Igual de llamativa es la bajada en la cifra total de usuarios transportados en septiembre y octubre en las rutas de ocio nocturno N-1 (Sur) y N-2 (Norte), con 2.752 y 3.414 viajeros cada una, respectivamente. Una caída que también puede entenderse con la medida del toque de queda impuesto en la Región que limita la movilidad de los ciudadanos entre las 22:00 de la noche y las 6:00 horas de la mañana del día siguiente.

Ver Comentarios
Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png