14 mayo 2021
  • Hola

Los rostros más jóvenes del Párkinson en Salamanca

Agustín y Almudena son dos de las caras más jóvenes del Párkinson en la provincia. Esta enfermedad, de la que no saben hasta cuándo les dará tregua para valerse por sí mismos, les puesto sus mundos del revés

11 abr 2021 / 16:05 H.

Agustín Vivas, 63 años y Almudena Gómez, 41 años. Ellos son dos de los rostros más jóvenes del Párkinson en Salamanca. Una enfermedad que la mayoría asocia a un colectivo más envejecido, como refleja la primera reacción de esta madrileña emigrada a la capital charra por amor: “¿Cómo puede ser que tenga Párkinson? Si es de personas mayores”, le dijo a su neuróloga. Y a partir de ese momento en el que un especialista pronuncia la palabra de esta enfermedad, es cuando toca asumir que la vida cambia “al 100%”, sobre todo de ritmo. “Es como un motor que va en dos fases y no en tres. Me notaba que no iba bien revolucionado”, relata este salmantino de adopción -llegó a Salamanca con 16 años-.

Agustín fue diagnosticado de Párkinson, la gran desconocida de las enfermedades neurodegenerativas, hace ya ocho años cuando la excesiva salivación y una mayor “parsimonia” en su ritmo de vida le hicieron sospechar. Almudena, se dio de bruces con su nueva vida dos años más tarde que éste. Ella tenía 35 y dos niños pequeños a los que estaba dedicada en cuerpo y alma. En su caso fue la lentitud en sus movimientos, y sobre todo la pérdida de movilidad en su lado izquierdo del cuerpo, la que le hizo sospechar que algo no estaba bien.

Cargando reproductor ...

Movimientos más lentos de lo habitual - “intento salir de casa con mucho tiempo porque si se me agarrotan los pies solo me queda sentarme en un banco” o “tender una camiseta en la cuerda de la ropa es como si levantara 100 kilos”, confiesa Almudena- o pérdida de reflejos. Agustín tiene reconocida la discapacidad desde hace un año y Almudena también ha tenido que renunciar a su faceta profesional.

“¿Cómo puede ser que tenga Párkinson? Esa enfermedad es de personas mayores, le dije a la neuróloga”

“El Párkinson es mucho más que los temblores”, sentencia Vivas. Esta enfermedad también deteriora la escritura, el olfato y el gusto - “los tengo hecho polvo”, constata Agustín-, pero sobre todo pone a prueba el optimismo de quiénes lo sufren. “Muchas veces piensas que hasta cuándo vas a poder ser independiente. El futuro es agobiante”, confiesa Agustín.

No obstante, los dos comparten su buen ánimo a pesar de las adversidades, porque para ellos “cada uno tiene su cruz, pero la diferencia está en cómo lo llevas”.

Aunque el confinamiento vivido el año pasado les ha golpeado con dureza, ya que mantenerse activos es esencial para frenar su avance, ambos aluden a la importancia de la Asociación Párkinson Salamanca como un pilar “vital”. Agustín compagina actividades de musicoterapia o fisioterapia, entre otras, con su gran pasión descubierta gracias al Párkinson: la bici. “Gracias a la bici estoy dónde estoy”, asegura.

Carmen Gasca Salas (neuróloga e investigadora en HM Cinac, Hospital HM Puerta del Sur): “Los casos en mayores de 65 años van en aumento”

La neuróloga e investigadora Carmen Gasca forma parte de un equipo pionero a nivel mundial para abordar los síntomas del Párkinson,y por lo tanto, mejorar la calidad de vida de los pacientes, basada en ultrasonidos de alta y baja intensidad (LIFU).

–¿Cuáles son los últimos avances en materia de tratamientos frente al Párkinson?

– Cabe destacar el tratamiento con anticuerpos monoclonales dirigidos a reducir el acumulo de las proteínas tóxicas características de esta enfermedad.

–¿En qué consiste la técnica LIFU?

– Consiste en abrir de manera focal y reversible la barrera hematoencefálica del cerebro, una capa protectora del mismo. Esto lo hacemos de forma mínimamente invasiva, guiada por resonancia magnética y sin necesidad de quirófano.

–¿Por qué es tan importante este hallazgo?

– Constituye un gran avance para poder hacer frente a este tipo de enfermedades mediante la introducción de moléculas con acción terapéutica sobre el proceso neurodegenerativo, ya que actuarían en regiones concretas del cerebro más vulnerables a esta enfermedad.

–¿Se ha detectado un aumento de personas jóvenes afectadas por esta enfermedad?

–En los últimos años, los casos de EP de inicio joven (menores de 45 años), representan del 5 al 7% de los casos. Esta enfermedad afecta al 1-2% de las personas mayores de 65 años y lo que sí que ha aumentado es el número de estos casos, probablemente debido al envejecimiento de la población, ya que su frecuencia aumenta con la edad.

¿Qué es el Párkinson?

Es una enfermedad neurodegenerativa, la segunda más frecuente por detrás de la enfermedad del Alzheimer. Se caracteriza por manifestaciones motoras en el momento del diagnóstico (bradicinesia o lentitud/torpeza, temblor y/o rigidez) en general en una parte del cuerpo que tiende a progresar hacia el otro lado. Además de las manifestaciones motoras, en los últimos años son bien conocidos los síntomas no motores que también pueden afectar a la calidad de vida del paciente como los trastornos del sueño, del estado del ánimo, alteraciones cognitivas o estreñimiento. El ejercicio físico es tan importante como el propio tratamiento para garantizar la buena evolución de la enfermedad.

Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png