15 septiembre 2019
  • Hola

Los retrasos del Alvia a Madrid crispan a los pasajeros en una semana muy impuntual

El convoy que salía de Salamanca a las 10:50 partió 22 minutos tarde y fue lastrando al resto de viajes planificados en el día

13 jul 2019 / 13:44 H.

El Alvia que une Salamanca y Chamartín tiene a los pasajeros de uñas. Si esta semana ya se habían quejado por retrasos de casi media hora, el viernes fue especialmente impuntual: hasta tres trenes salieron y llegaron tarde.

La acumulación de retrasos arrancó con el tren que tenía que haber partido de Salamanca a las 10:50 de la mañana, pero arrancó 22 minutos tarde por causas que Renfe no ha explicado. Pese a las llamadas de este medio, no fue posible encontrar una justificación oficial de por qué un viernes tan accidentado.

El tren llegó a la capital de España con 20 minutos de retraso y aireadas quejas de los pasajeros que confían en la presunta fiabilidad del Alvia y llegaban muy apurados a sus respectivos compromisos.

Ese retraso ya lastró al siguiente tren. Tendría que haber partido a las 12:40, pero lo hizo a las 12:53. Durante el trayecto hacia Salamanca se consiguió recuperar parte del tiempo perdido, dejando la demora final en solo 4 minutos.

La situación no se ‘encarriló’ en los horarios de tarde. Una vez más, la salida prevista desde Vialia no cumplió con los horarios establecidos. El Alvia salió de Salamanca a las 16:09, casi 15 minutos tarde, y llegó a Chamartín diez minutos más tarde de lo prometido.

Durante las últimas semanas los usuarios habituales de esta conexión férrea se muestran desesperados. El pasado jueves sufrieron media hora de retraso por “un problema técnico” -según explicó Renfe- en la salida desde Chamartín. El convoy que partiría hacia Salamanca estaba situado ese día en la dársena 23, que es una vía sin servicio a viajeros, por lo que tenía que ‘maniobrar’ para recoger al pasaje.

Renfe argumenta que se trata de un trayecto muy ágil, pero que se demoró porque las vías por las que tenía que pasar el Alvia hacia Salamanca estaban en ese momento ocupadas y hubo que esperar 29 minutos para reanudar la marcha.