14 agosto 2020
  • Hola

Los recelos de los médicos salmantinos sobre la conveniencia de adelantar un mes la vacunación de la gripe

Temen que la inmunidad se disipe cuando llegue el pico de la pandemia: enero o febrero

13 jul 2020 / 21:52 H.

La sanidad salmantina tiene “serias dudas” sobre la conveniencia de iniciar la campaña de vacunación contra la gripe a comienzos de octubre.

Desde la Consejería de Sanidad se ha avanzado que este año se adelantará la fecha de forma considerable. La intención de Sacyl es evitar que puedan coincidir en el tiempo un rebrote del coronavirus con una fase de pandemia de gripe. Como la previsión es que la segunda ola de COVID pueda llegar en octubre o noviembre, cuando los niños y estudiantes regresen a las aulas y el frío imposibilite hacer tanta vida al aire libre.

Adelantando la fecha de vacunación se conseguiría que la población estuviera fuertemente inmunizada, al menos, hasta finales de año. En cambio, y es lo que señalan varios médicos de familia salmantinos consultados por este diario, “desde hace algunos años el pico de la pandemia de gripe está llegando pasadas las navidades. Quiere decir que si la gente se vacuna en octubre, el efecto de la vacuna podría no ser lo suficientemente fuerte cuando llegue la peor parte”. “En ese caso sí que podríamos encontrarnos con muchos más casos de gripe que de costumbre y, además, la amenaza de que el coronavirus va a seguir ahí hasta que haya una vacuna”.

Una de las prioridades del plan del Ministerio de Sanidad para plantar cara a un posible rebrote es la de prevenir el impacto de la gripe en este otoño-invierno ante la situación de eventual coincidencia con la epidemia de coronavirus, por lo que sugiere fomentar el aumento de la cobertura de vacunación, especialmente en mayores de 65 años, personal sanitario y socio-sanitario, mujeres embarazadas y personas con condiciones de riesgo.

De esta forma, Sanidad sumará este año una compra extraordinaria de 5,2 millones de dosis que complementará la adquisición de vacunas realizada por las comunidades.

Para evitar la escasez del pasado, las regiones tienen que garantizar una reserva estratégica de productos críticos que pueda cubrir las necesidades durante un periodo de 8 semanas. Paralelamente, Sanidad reservará el 25 por ciento del consumo medio total declarado por las comunidades durante 2 meses en lo relativo a equipos de protección individual y productos sanitarios.

En cualquier caso, Castilla y León acostumbra a desechar cada año decenas de miles de dosis porque la cobertura es menor de la esperada, aunque el pasado año ya se intentó afinar más la compra.

PALABRAS CLAVE