05 marzo 2021
  • Hola

Los pisos en precario de Salamanca pasarán de ser gratis a tener un alquiler social

De las 74 viviendas municipales que en 1990 se prestaron a coste cero, 42 tendrán una renta de entre 50 y 150 euros al mes

El Ayuntamiento de Salamanca pretende concluir este año 2021 la regularización de las conocidas como ‘viviendas en precario’ que se cedieron a familias en situación de vulnerabilidad y exclusión social en 1990, con coste cero para todas ellas como consecuencia del déficit de recursos. La situación de provisionalidad con la que nació este proyecto, impulsado por el Consistorio y por la Junta de Castilla y León, se ha extendido durante 30 años llegando a producirse la cesión de algunas de esas viviendas de padres a hijos.

Después de algunos intentos fallidos por parte del Consistorio para amoldar la situación del uso de las viviendas a la actualidad, en función de las necesidades de las viviendas inquilinas, se están ultimando las gestiones para su paso al régimen de alquiler social, formalizándose el correspondiente contrato. En esta situación se encuentran 42 de las 74 viviendas, es decir, el 57% del total, según ha explicado la concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades, Ana Suárez, en las comisiones del área. Estas 74 viviendas municipales se han incluido en el Programa socioeducativo de vivienda en régimen de alquiler e inclusión social aprobado en 2017, de ahí la necesidad de actualizar la situación de todas ellas para que tengan el correspondiente contrato con precios que oscilan entre los 50 y los 150 euros al mes en función del tamaño de los pisos y de los ingresos de las familias.

Con el resto de las viviendas, 32, el Ayuntamiento de Salamanca prevé realizar este mismo año un análisis de las familias mediante la intervención de los CEAS, que deberán estudiar la situación de cada inquilino de cara a realizar una propuesta para llevar a cabo también la correspondiente regularización, mediante un contrato y una contraprestación económica. En algunos casos se ha comprobado que la situación económica permitiría hacer frente a un alquiler. La pretensión de este programa socioeducativo de vivienda de alquiler e inclusión social es que los pisos no sean un fin en sí mismos, sino un instrumento para la incorporación social, promoción y autonomía de las personas, con apoyos como empleo, educación, organización doméstica y convivencia, por lo que el alquiler social de estos inmuebles exige un compromiso de cambio por parte de los inquilinos, así como una contraprestación económica en concepto de alquiler. Buena parte de los usuarios, por tanto, participan en itinerarios de formación y laborales.

Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png