19 febrero 2020
  • Hola

Los municipios salmantinos donde más subió y bajó el paro en 2019

En 2019 bajó en 184 localidades salmantinas y creció en 118, los peores registros desde 2015 | La capital acaparó cerca de la mitad del descenso de desempleados del último año

20 ene 2020 / 20:19 H.

Los datos del paro de 2019 dan un nuevo toque de atención. El descenso, que fue inferior al de años anteriores en Salamanca, se repartió entre menos municipios, una muestra más de que la desaceleración económica es una realidad. Además, las más afectadas volvieron a ser las localidades del medio rural, donde la caída fue mínima o inexistente o, directamente, subió el número de desempleados. La evolución preocupa porque también incentiva aún más la marcha de personas en edad de trabajar de los pequeños municipios en busca de mejores oportunidades laborales en otras localidades de la provincia o en otras partes del país.

El informe del Servicio Público de Empleo Estatal refleja que el paro disminuyó en 184 municipios salmantinos el año pasado. Se trata de poco más de la mitad de las localidades que hay en Salamanca y la cifra más baja desde 2015, año en el que fueron 182 las poblaciones en las que descendió el desempleo. Además, el número de municipios en los que el paro subió fue 118, también la peor cifra desde 2015. En otras 60 poblaciones no hubo variación alguna respecto a 2018.

La disminución de parados en algunos pueblos se debió a un cambio de domicilio y no a que hubieran encontrado trabajo

El estudio también refleja que casi la mitad de la caída de parados de Salamanca en 2019 se registró en la ciudad. La provincia registró una bajada del número de parados de 955 el año pasado, mientras que en la capital salmantina fue de 440, el 46% del total. Detrás de la ciudad en caída del desempleo se encuentra Peñaranda, con 78 menos, Béjar, con 74, Santa Marta, con 51 y Carbajosa de la Sagrada, con 31. En el lado contrario se sitúan los municipios que registran un incremento de parados. Ciudad Rodrigo lo encabeza, al acabar 2019 con 45 personas más apuntadas al Ecyl, seguida por Aldeatejada, con 22, Moriscos, con 14, Carrascal de Barregas, con 11, y Cepeda, con 10.

Hay que tener en cuenta que, en muchos casos, las escasas posibilidades de encontrar empleo en el propio municipio residen en la contratación temporal que lleva a cabo el ayuntamiento y solo durante unos meses al año. Incluso en poblaciones grandes, como Béjar, la salida laboral de una gran parte de personas se encuentra en otras localidades del alrededor, ya que pese a bajar el paro, el número de afiliados en la ciudad textil no aumentó el año pasado. También hay que contemplar que hay localidad en los que la variación en el número de parados se debe mayoritariamente o en exclusiva a un cambio de domicilio de alguno de los desempleados, un efecto más del problema de despoblación que afecta a los pequeños municipios, pero también a las cabeceras de comarca.

PALABRAS CLAVE