20 septiembre 2019
  • Hola

Los mamógrafos donados por Amancio Ortega duplican la efectividad de las detecciones en Salamanca

Los antiguos eran menos precisos que los modernos | En ocasiones había que repetir la prueba

17 ago 2019 / 21:04 H.

El programa de detección del cáncer de mama en Salamanca ha duplicado la efectividad en el diagnóstico de positivos desde que los nuevos mamógrafos empezaron a funcionar. Dicho de otro modo, realizando cerca de 3.000 mamografías menos, el porcentaje de positivos detectados es el doble.

La explicación es sencilla. Los mamógrafos que había instalados en el Hospital y, sobre todo, en la avenida de Portugal, eran mucho más imprecisos que los modernos. Eran numerosas las ocasiones en las que había que repetir la prueba porque la imagen no era precisa y no arrojaba una conclusión clara.

En el año 2011 se realizaron casi 17.000 mamografías y se detectaron 778 positivos. El porcentaje de pruebas sospechosas positivas era del 4,7%. A partir de 2017 empiezan a entrar en funcionamiento nuevos mamógrafos, pero es en 2018 cuando Salamanca recibe los equipos donados por la Fundación Amancio Ortega y los resultados hablan por si solos. Se realizaron 13.759 mamografías —son 3.130 pruebas menos que a comienzos de la década— y se detectaron un total de 1.373 positivos. Es decir, se pasó de un porcentaje de detecciones del 4,7% a uno del 10%: más del doble.

La primera consecuencia de esta mayor eficacia es que cuanto antes se diagnostica un tumor de mama, antes comienza el tratamiento. La segunda repercusión positiva está en las listas de espera: esas 3.100 mamografías que se evitan respecto al año 2011 se traducen en mujeres que tienen que esperar menos para someterse a la prueba.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más.

PALABRAS CLAVE