15 junio 2019
  • Hola

Los jóvenes salmantinos no quieren ser obreros

Pese a que se necesita mano de obra cualificada, la construcción no logra atraer a los que entran al mercado laboral

15 abr 2019 / 08:59 H.

La falta de relevo generacional comienza a ser un problema en la construcción. El sector ha comenzado a recuperarse en los últimos años incorporando trabajadores. Sin embargo, muy pocos de ellos son jóvenes, lo que ya está acarreando problemas para determinadas empresas, aunque las peores perspectivas apuntan hacia el futuro.

“Apenas hay jóvenes con la formación necesaria para trabajar en el sector y muchos de los que están ahora se van a jubilar en los próximos 8 o 10 años”, apunta Javier Tamames, presidente de la Agrupación Empresarial de la Construcción y sus Servicios Auxiliares (Aconsa).

La situación responde a un efecto secundario de la crisis económica. Antes de la recesión, muchos jóvenes se incorporaron a la construcción atraídos por la alta demanda de trabajadores, que traía consigo sueldos elevados en comparación con otras actividades. El desplome provocado por el pinchazo de la “burbuja inmobiliaria” llevó a muchos de esos jóvenes a buscar un empleo en otro sector. Una falta de interés que se mantiene en el tiempo pese a que en los últimos años el empleo en la construcción ha vuelto a repuntar.

El presidente de Aconsa admite su preocupación por el salto generacional y considera que las administraciones deben preocuparse y adoptar medidas, sobre todo incentivando la formación en materias relacionadas con la construcción.

PALABRAS CLAVE