06 diciembre 2021
  • Hola

Los comedores escolares registran otra bajada este curso

Hay 3.334 niños que utilizan este servicio, cuando hace un año eran solo 3.800 | Antes del coronavirus rondaban los 5.100

17 oct 2021 / 10:19 H.
Ver Comentarios

El miedo de las familias al coronavirus continúa este curso afectando a los comedores escolares. Pese a los buenos resultados durante el último año en los centros educativos, que aguantaron abiertos y con formato totalmente presencial pese a las sucesivas olas de la enfermedad, los padres siguen desconfiando de este servicio, como demuestra el menor número de niños inscritos en los comedores. Tras la importante bajada de usuarios que hubo el curso pasado, en el actual se ha vuelto a registrar un descenso que le aleja aún más de las cifras prepandemia.

Los datos aportados por la Dirección Provincial de Educación muestran que en Salamanca hay 3.334 estudiantes apuntados a los comedores, una cifra notablemente inferior a los 3.806 de hace un año. La diferencia es aún mayor si la comparación es con el curso 2019/2020, cuando había 5.180 escolares que acudían a los comedores.

La mejoría de la situación epidemiológica, con pocos casos diarios y de ingresos hospitalarios, y el avance de la vacunación no han sido argumentos que hayan animado a más familias a apuntar a sus hijos al servicio. Es cierto, no obstante, que hay un factor que influye en que aún exista desconfianza. Los menores de 12 años, la inmensa mayoría de los usuarios de los comedores escolares, están sin vacunar, por lo que los padres siguen reacios a que coman en los centros, para lo que tienen que quitarse la mascarilla.

Por este motivo, la Junta ha mantenido este curso el protocolo para garantizar la seguridad en los comedores. Una de las medidas más importante es la reducción de la ratio de alumnos que están a cargo de los monitores del comedor. Además, se fijan dos turnos por comedor y puede haber un tercero con los de Infantil y con los de 1º de Primaria, desdoble que se ha tenido que realizar en los centros con más niños. También se han contratado más monitores para hacerse cargo de los alumnos que estén esperando para comer o que hayan terminado. Además, el protocolo recoge que los comensales esporádicos sólo pueden hacer uso del comedor en los casos en los que exista espacio suficiente para garantizar el cumplimiento de las medidas de seguridad.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png