14 diciembre 2019
  • Hola

Los alumnos absentistas crecen tras años de caídas en Salamanca

La subida se concentra en la ESO, al pasar de 59 a 95 los estudiantes que no van habitualmente a clase

01 dic 2019 / 15:42 H.

Después de años con continuos descensos del número de alumnos absentistas, los que no van de manera habitual a clase, el curso pasado se registró un incremento que rompió la tendencia positiva. El dato más preocupante se da en Secundaria, que concentra casi en exclusiva la subida de estudiantes que no acuden al centro. La Consejería de Educación afirma que se trata de un dato negativo, aunque puntualiza que todavía es pronto para adoptar medidas diferentes a las que ya está aplicando. La Junta argumenta que para hacer un análisis más exacto hay que esperar a si la tónica ascendente se mantiene en el tiempo o solo se trata de un repunte ocasional.

El informe sobre absentismo de la Consejería revela que el curso pasado hubo 155 alumnos salmantinos que fueron catalogados como absentistas. Entran dentro de esta categoría los que faltan cuatro veces en un mes a clase sin estar justificada su ausencia. La cifra total supera la del curso anterior, el 2017/2018, en el que hubo 140 escolares. Por etapas, el incremento tiene lugar sobre todo en Secundaria, al pasar de 59 a 92 los estudiantes que faltan de manera frecuente a clase, la cifra más alta de los últimos cinco años. En Infantil los casos siguen siendo puntuales —6 en el 2018/2019, por los 5 del 2017/2018—, mientras que en Infantil sí se mantiene la tónica a la baja, de 76 a 54.

La Consejería de Educación mantiene que para poner en marcha iniciativas diferentes a las que aplica, hay que esperar a que este cambio se consolide en el tiempo. Especifica que hay casos de absentismo puntuales que pueden haber influido en el incremento. En este sentido recuerda que en términos porcentuales el incremento solo ha sido de un 0,04% respecto al curso anterior y que se está por debajo de la incidencia de hace cinco años, cuando el porcentaje de alumnos absentistas era del 0,45%, frente al 0,44% actual.

A la espera de conocer si se trata de un aumento esporádico o no, lo que sí ha supuesto la subida es romper la evolución positiva que habían registrado las aulas de Salamanca desde hace años. Basta como ejemplo que en el curso 2003/2004 había 345 estudiantes calificados como absentistas en la provincia salmantina, más del doble que ahora. La cifra ha ido descendiendo de forma paulatina debido a la implicación de diferentes instituciones y coordinadas por la Consejería de Educación, que sigue manteniendo entre sus objetivos reducir el porcentaje de alumnos que faltan habitualmente a clase.

La Consejería recuerda que para lograr este objetivo, sigue realizando múltiples acciones, como formación específica de los profesores, asesoramiento a los centros, comunicación continua con las familias o programas de evolución, y seguimientos. Además, a final de curso cada centro y dirección provincial de Educación analiza lo ocurrido y propone nuevas mejoras.