26 septiembre 2022
  • Hola

Ligera subida de los alquileres por el incremento de los costes

En Salamanca el bono joven de 250 euros mensuales no ha influido porque la mayoría de inquilinos son estudiantes y no cuentan con contrato de trabajo

08 ago 2022 / 09:43 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

A pesar de que es prácticamente inevitable que los precios de los alquileres se mantengan intactos a la subida generalizada de precios, en Salamanca perduran “relativamente estables”. Así lo confirma el presidente del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria Valentín Rodríguez a través de su visión extendida de la situación.

“Desde luego las rentas han subido un poco, pero porque han subido las comunidades de vecinos. Si la comunidad ha subido, por ejemplo, de 100 a 130 euros, el propietario tiene que subir el alquiler para cubrir ese gasto”, señala Rodríguez a la vez que afirma que “evidentemente a los inquilinos no les gusta, pero también lo entienden”.

Además de esa “pequeña” subida, Rodríguez Alonso destaca una estabilidad en el precio de las rentas en comparación con el año anterior, sin percibir que los caseros tengan en cuenta el bono de 250 euros que los menores de 35 años pueden empezar a solicitar. “El casero no arriesga, hasta que los jóvenes comiencen a recibir esa ayuda pueden pasar meses, pueden haberse ido del piso y todavía no haber cobrado”, explica el agente inmobiliario. Igualmente reconoce que esa medida no tiene casi cabida en la ciudad, donde la mayoría de inquilinos son estudiantes que no cuentan con el requisito de tener un contrato de trabajo.

Es justamente este sector de estudiantes universitarios que llega cada año a la ciudad el que determina también una serie de patrones en los alquileres que se repite curso a curso. De este modo, las zonas más demandadas de la ciudad son las que cuentan a pocos minutos con facultades. Entre ellas la zona de la estación de autobuses o el barrio del Oeste. El resto de inquilinos, como son familias o trabajadores, tienen menor preferencia en cuanto a zona y se guían más por precios económicos. “A las familias les da igual vivir en la plaza del Oeste que en el parque Picasso, donde las viviendas pueden resultar más económicas”, explica Rodríguez.

Un factor que sí ha cambiado desde hace unos años es la calidad que exigen los inquilinos a la hora de alquilar un piso y la preocupación de los dueños porque todo esté en buenas condiciones para evitar tener que enfrentar más tarde reformas: “Antiguamente había menos pisos y la gente se metía como podía. Ahora muchos propietarios han decidido reformar sus pisos para adaptarlos”.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png