05 diciembre 2021
  • Hola

LÍDERES ANTE LA CRISIS | Eva Mancera: “Somos el servicio esencial de todos los esenciales”

La directora de i-DE, grupo Iberdrola, en Castilla y Léon habla de cómo han garantizado el funcionamiento de sectores como el sanitario o el de la telefonía

09 may 2020 / 20:13 H.

PALABRAS CLAVE

Eva Mancera es directora de i-DE en Castilla y León, la distribuidora de Iberdrola. Estos días son muchos los esfuerzos que realizan para que la sociedad avance en su lucha contra la COVID-19.

¿Cómo se ha adaptado la empresa estas semanas para poder prestar un servicio esencial como es el vuestro?

La crisis sanitaria nos está poniendo a prueba a todos y es ahora más que nunca cuando las empresas debemos demostrar nuestra capacidad de contribuir a la sociedad. Somos muy conscientes de que prestamos un servicio esencial, imprescindible para el funcionamiento de otros sectores entre ellos los sanitarios -los héroes de esta crisis- o la telefonía -necesaria para responder a la gran implantación del teletrabajo-. Por ello decimos que “somos el servicio esencial de todos los esenciales”. Hemos desplegado más de 100 líneas de acción para afrontar o paliar el impacto del coronavirus, dirigido a mantener la calidad de ese servicio esencial, como es el de generar y suministrar energía a hogares y empresas; reforzar el sistema energético de hospitales o instalaciones medicalizadas; proveer material de primera necesidad, poniendo a disposición nuestra red de suministro; adelantar compras a nuestros proveedores, y responder las demandas de nuestros clientes más vulnerables.

¿Cuál fue la primera línea de actuación que se llevó a cabo?

Las primeras medidas han estado dirigidas a proteger la salud de los empleados de la compañía y de nuestros proveedores. El carácter esencial de nuestra actividad nos obliga a que muchos de los trabajadores sigan estando en primera línea para que todo funcione y ha habido que adaptar todas las medidas de seguridad y protección de acuerdo con las recomendaciones sanitarias. Asimismo, se han desarrollado protocolos extraordinarios de protección para colectivos críticos, con medidas como el desdoblamiento de centros de trabajo para evitar contagios por COVID-19 en brigadas o centros de control, procedimientos de movilidad, así como que el 95% del personal de oficina pudiera teletrabajar desde el primer momento.

¿Cómo se ha organizado en estos días el trabajo para influir en la menor medida posible a los clientes?

Hay mucha gente confinada en sus casas que está haciendo uso de electricidad y la generación y distribución de calidad de la energía está siendo vital para poder teletrabajar, pero también para las actividades rutinarias de un hogar. Nuestra labor en esta situación extraordinaria es por tanto más importante que nunca y en esa línea necesitamos seguir desarrollando nuestra actividad, revisando y llevando a cabo tareas de mantenimiento de las redes inteligentes. Algunos de nuestros trabajos requieren que se lleven a cabo cuando todos o casi todos duermen, a partir de la una de la madrugada y hasta las siete de la mañana, cuando hay menos consumo de energía, y para aquellas tareas de mantenimiento o desarrollo de la red que se ejecutan de día utilizamos grupos electrógenos para minimizar el impacto en el servicio a los clientes.

¿Qué pasa si surge una incidencia no programada?

Gracias al esfuerzo inversor y a los recursos destinados en digitalización de las redes eléctricas en los últimos años, la mayor parte de las incidencias pueden resolverse a distancia, desde nuestros centros de operación de distribución en muy poco tiempo, activando actuaciones para solucionarlas telemáticamente. En aquellos casos en los que no sea posible y se requiera una actuación con personal de campo, tenemos a nuestros equipos disponibles 24 horas 7 días a la semana para una rápida intervención. En Castilla y León operamos más de 50.000 km de líneas eléctricas y hemos completado la digitalización de su red de distribución con la instalación de 1,5 millones de contadores digitales y la adaptación de más de 15.300 centros de transformación, a los que hemos incorporado capacidades de telegestión, supervisión y automatización. Somos conscientes de que prestamos un servicio esencial para la sociedad y por ello, durante esta crisis sanitaria, estamos poniendo todo de nuestra parte para garantizar la continuidad de nuestras actividades. En momentos difíciles hay que responder con acciones extraordinarias y, en ese sentido, nos sentimos orgullosos de poder ser útiles, ayudar y trasladar la confianza de que estamos trabajando para que todo funcione.

Hemos revisado las instalaciones en más de 42 hospitales de la comunidad

Han puesto su granito de arena para ayudar al sector sanitario. ¿Cómo lo han hecho?

Hemos reforzado el sistema energético de los centros hospitalarios públicos y privados, para que los “héroes sanitarios” puedan llevar a cabo su trabajo. Hemos revisado las instalaciones en más de 42 hospitales de la comunidad y analizado la posibilidad de contar con grupos electrógenos de respaldo para asegurar el suministro en el menor tiempo posible. Hemos instalado grupos en 32 hospitales; 4 de ellos de campaña, siempre en contacto con los responsables de estos centros, asegurando que cualquier necesidad en esta materia quede cubierta. Además, para contribuir a mitigar los impactos de la crisis de la COVID-19 y aportar eficiencia al aprovisionamiento de materiales de primera necesidad, en colaboración con las administraciones sanitarias, hemos realizado una compra de material sanitario, por valor de 30 millones de euros, que incluye equipos de respiración, casi 5 millones de mascarillas, gafas, buzos de protección, que se han puesto a disposición de las autoridades sanitarias.

¿Qué mensaje le gustaría transmitir a la sociedad en los tiempos que corren?

En primer lugar, que tenemos a los mejores profesionales trabajando, garantizando un servicio esencial, como es el de generar energía y llevarla a millones de hogares, hospitales o instalaciones medicalizadas y empresas para que todo funcione. En segundo lugar, me gustaría trasladar nuestro convencimiento de que esta situación la superaremos entre todos. Iberdrola ha puesto toda su energía en activar su cadena de valor para seguir impulsando la actividad de sus proveedores y, para ello, ha adjudicado pedidos por casi 4.000 millones de euros durante el primer trimestre de este año a más de 10.000 proveedores en todo el mundo -más de 940 millones a empresas españolas-, lo que permitirán mantener la actividad industrial y miles de trabajos.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png