25 julio 2021
  • Hola

Las vistas nocturnas más espectaculares de Salamanca

Los fines de semana de junio, visitas nocturnas guiadas, con música y luz, por Ieronimus

05 jun 2021 / 09:58 H.

Salamanca cuenta con espacios patrimoniales privilegiados, que se pueden recorrer en más de una ocasión. El ascenso a las torres de la Catedral a través de Ieronimus es la visita perfecta y un plan imbatible para llevar a quienes nos visitan. Gusta de día y de noche.

En junio hay visitas nocturnas guiadas, ambientadas con música y luz interpretativa al precio de 10 euros, los viernes y sábados a las 21:00, 21:30, 22:45 y 23:15 horas. Para tener controlado el aforo las entradas se compran online en la web www.ieronimus.es

Pero las torres de la Catedral abren todos los días de la semana, entre las 10:00 y las 20:00 horas, con acceso desde la Torre Mocha de la seo, en la Plaza Juan XXIII. Se accede con una entrada individual que cuesta 4 euros. El ascenso a la Torre Mocha y a la Torre de Campanas permite divisar una magnífica panorámica de Salamanca y contemplar, a unos palmos, la imponente Torre del Gallo.

A Ieronimus se accede por la Sala de la Mazmorra, que antiguamente era la estancia carcelaria y completamente inaccesible desde el exterior. La puerta se abrió en 1614 para permitir el acceso a las torres por parte del personal de la Catedral.

La Sala del Alcaide, siguiendo el recorrido, cuenta con una ventana geminada que permite ver el interior de la Catedral Vieja, desde lo alto, y observar con detalle, a través de un catalejo, cada una de las 53 tablas policromadas que componen el espléndido retablo del siglo XV atribuido a Nicolás Florentino.

Esta sala está dedicada a la música, que formaba parte del culto en las catedrales. Hay cantorales, facistoles, chirimías y un conjunto de instrumentos aerófonos renacentistas.

La salida al exterior por la Terraza de la Torre Mocha permite diferenciar la Catedral Nueva de la Vieja, situarnos a los pies de la Torre de Campanas, contemplar el carácter defensivo de la Catedral Vieja con sus almenas, y divisar el paisaje al sur de la ciudad con el Puente Romano, el río Tormes, el Palacio del Obispo y la Iglesia del Arrabal.

Ieronimus recuerda con este nombre en latín a Jerónimo de Perigueux, obispo de Salamanca en 1102, que fue el impulsor de la construcción de la Catedral Vieja, además de acompañar al Cid en sus contiendas. Fue el obispo al que se le encomendó la repoblación cristiana de Salamanca y trajo consigo, en su traslado de la Sede Episcopal de Valencia a la de Salamanca, los documentos más antiguos del Archivo Catedral de Salamanca: las donaciones del Cid Campeador en 1098 y de doña Jimena en 1101, y el famoso Cristo de las Batallas, objeto de la más ferviente devoción del pueblo salmantino a lo largo de su historia, y hoy venerado en la Catedral Nueva. Los restos de Jerónimo de Perigueux, después de cuatro traslados, también se encuentran depositados en la Capilla del Cristo de las Batallas de la Catedral Nueva.

Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png