03 febrero 2023
  • Hola

Las ‘reinas del ganchillo’ embellecen el barrio Vidal

Cuando se inició la pandemia, 14 mujeres mayores comenzaron a tejer para aliviar los eternos días del confinamiento. Sus creaciones llenan ahora de color el barrio

11 abr 2021 / 10:04 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Rosalía, Rosa, Mercedes, Aurelia, Pepi, Anita, Mari Sol, Eugenia, Ana María, Acobina, Tita, Ana María C., Magui y Berna son vecinas del barrio Vidal para quienes el ganchillo se ha convertido en una auténtica terapia para prevenir la depresión derivada del aislamiento social obligado por la pandemia.

Fue en marzo del año pasado, en el inicio de la pandemia con el primer estado de alarma, cuando la asociación Asecal que trabaja en el barrio comprobó lo solas que se encontraban la mayoría de las mujeres mayores de sus programas. “Desde Asecal vimos la necesidad de seguir en contacto con ellas y cubrir las necesidades que nos demandaban. Como les gustaba mucho hacer ganchillo, decidimos llevarles lanas de vivos colores y una aguja de gancho para que se dedicaran a hacer cuadraditos de colores”, explica Ana Gala Martín, coordinadora del Área Sociocomunitaria de Asecal, que recuerda cómo las catorce vecinas se “pusieron manos a la obra con mucho entusiasmo durante los meses que no pudieron salir de casa”.

Aquellos eternos días del confinamiento domiciliario se hacían menos pesados con la entretenida labor del ganchillo. Ya en noviembre, una vez la situación mejoró, Asecal retomó este proyecto bajo el nombre “Ganchilleando” de forma presencial y con las medidas sanitarias pertinentes para que estas expertas de la aguja dieran rienda suelta a su creatividad pero ya junto a otras compañeras con las que compartir charla.

“Vienen en grupos de cinco, en días y horas distintas, y han seguido dándole al ganchillo”, confirman desde Asecal.

Esta semana ha llegado la parte más emocionante y gratificante: las catorce mujeres han comenzado a dar visibilidad a su trabajo de todo un año, transformando el mobiliario urbano de la calle Plateros, la calle Emigdio de la Riva y aledaños del barrio Vidal. Sus originales creaciones de ganchillo llenan de color los bancos y árboles de la zona y sirven para reivindicar la “labor callada, anónima y entusiasta” de este grupo de mujeres mayores que siguen creyendo en la calle “como lugar de encuentro y participación”.

Una pasión por tejer y por la cohesión vecinal que también se ve en otras zonas decoradas con ganchillo como es el cercano barrio del Oeste.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png