05 julio 2020
  • Hola

Las ‘rastreadoras’ localizan y ponen en cuarentena a 300 contactos de riesgo en Salamanca

A partir de los positivos detectados han tirado del hilo para aislar a cientos de personas que estuvieron con ellos y podrían estar infectadas sin saberlo

30 may 2020 / 22:43 H.

Las ‘rastreadoras’ de Salamanca ya han aislado en algo más de una semana a cerca de 300 personas que han estado en contacto estrecho con un positivo COVID y, por lo tanto, corren el riesgo de desarrollar la enfermedad y contagiar a otras personas.

Solo en el barrio de Garrido -las zonas de salud norte y sur- se ha localizado y puesto en cuarentena a casi 65 personas desde que este equipo empezó a funcionar, unos días antes de que Salamanca entrara en fase 1.

“Nuestra labor comienza cuando el servicio de Epidemiología nos informa de que una persona de nuestra zona básica de salud ha dado positivo”, explica la enfermera del Miguel Armijo Cristina Fernández. “A raíz de ese resultado nosotras llamamos a la persona que ha dado positivo e iniciamos el rastreo de sus contactos para indicarles que deben permanecer en cuarentena”, añade.

Se considera que las personas que han estado en riesgo son aquellas que conviven con el contagiado en la misma casa, o las personas que han estado a menos de dos metros durante más de 15 minutos y sin protección. “También si se ha viajado en el mismo avión o transporte público, así como compartir espacio de trabajo. Pero sobre todo se valora que no guardaran la distancia de seguridad y estuvieran sin mascarilla”.

Se trata de una entrevista en la que el contagiado debe hacer memoria de todas las personas con las que ha estado “en los dos días anteriores al inicio de los síntomas o en los dos días anteriores a que le hicieran la PCR, en el caso de no tener síntomas”, puntualizan Carmen Álvarez y Carla González, ‘rastreadoras’ del centro de salud Sisinio de Castro, en Garrido Norte.

Ana Moralejo y Ana García -de Garrido Sur- confirman que es una tarea mucho más compleja de lo que parece y les sorprende “la cantidad de contactos que van saliendo” pese a las restricciones de movimiento que aún existen. De hecho, cuentan con que a medida que pasen los días serán más los casos de nuevos positivos que haya que rastrear. “Nos van a tener disponibles para todo. Hacemos un trabajo de educación y motivación para que la gente tenga muy clara la idea de quedarse en casa y proteger al resto. Para que esto salga bien es clave la responsabilidad de cada uno”, concluyen.

PALABRAS CLAVE