14 diciembre 2019
  • Hola

Las pruebas de selectividad del próximo año se retrasan

La EBAU se celebrará la segunda semana de junio y de julio | La viceconsejera de Universidades explica que las fechas se han tenido que ajustar al calendario de Bachillerato y no quedaba otra opción que empezar unos días después

23 nov 2019 / 07:38 H.

Ante la pasividad existente a nivel gubernamental, la Consejería de Educación avanza en la organización de la próxima Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU) y ya ha fijado las fechas en las que tendrán lugar los ejercicios en Castilla y León. La convocatoria ordinaria se celebrará del 9 al 11 de junio y la extraordinaria, del 7 al 9 de julio, es decir, en la segunda semana de los meses de junio y julio, por lo que se retrasa ligeramente respecto a ediciones anteriores, cuando tuvo lugar en la primera semana de los citados meses — el 5 de junio y el 4 de julio fue en la convocatoria 2019—

“Es un poco después porque el calendario escolar no nos permitía poner los exámenes en la semana anterior ya que todavía están terminando los estudiantes de Bachillerato, así que por este pequeño obstáculo tiene que ser un poco después, aunque nos hubiera gustado poner los exámenes la semana anterior, pero no se ha podido”, reconocía ayer la viceconsejera de Universidades e Investigación, Pilar Garcés.

La convocatoria ordinaria de la EBAU se celebrará del 9 al 11 de junio y la extraordinaria del 7 al 9 de julio

Sobre posibles cambios en la prueba conocida como Selectividad, la representante de la Junta de Castilla y León señaló que no hay ninguna novedad porque el Gobierno no ha anunciado, de momento, ningún cambio. “Lo que estamos haciendo es trabajar, como hemos hecho en años pasados, sobre la suposición de que lo que hay ahora seguirá adelante, porque no se esperan cambios importantes, aunque a todas las comunidad autónomas nos perjudica bastante que la orden ministerial se acabe publicando muy tarde”, reconoció la viceconsejera.

Hace unos días se reunieron en Galicia los coordinadores de las pruebas en toda España para unificar cuestiones de carácter técnico. No se planteó la posibilidad de implantar una prueba única, tal y como defiende Castilla y León, ya que la decisión está en manos del Ministerio de Educación que anunció hace unas semanas la creación de una comisión para mejorar la EBAU.

PALABRAS CLAVE