24 septiembre 2020
  • Hola

Las nuevas funciones de los parquímetros de la ORA: pagar impuestos y recargar el bonobús

En los dispositivos que se instalarán con el nuevo contrato se informará de las plazas libres de aparcamiento o de actividades culturales

29 jul 2020 / 10:46 H.

En los futuros parquímetros de la ORA que el Ayuntamiento de Salamanca prevé instalar en la ciudad, pagar la tasa por aparcar en una plaza de estacionamiento regulado será tan solo una de las múltiples operaciones que podrán realizar los ciudadanos.

Además, de poder recargar las tarjetas bonobús del transporte urbano tanto con efectivo como con tarjeta de crédito, como ya informó este periódico el pasado febrero, los nuevos dispositivos permitirán pagar impuestos y recibos al Ayuntamiento evitando así a los contribuyentes tener que acudir a las dependencias municipales para hacerlo, informarán sobre los estacionamientos libres que se pueden encontrar en el entorno pero también de las actividades culturales que alberga la ciudad o de los cortes de tráfico previstos.

Así lo explicó el concejal de Tráfico, Fernando Carabias, al resto de los grupos políticos en la anterior Comisión de Policía del Consistorio. Conforme a la tecnología que están ofreciendo las empresas a otros grandes municipios del país, los parquímetros serán como “tablets” instaladas en la vía pública que ofrecerán una amplia gama de posibilidades a los ciudadanos de una forma más accesible que en la actualidad.

Estas nuevas funcionalidades llegarán con el nuevo contrato de gestión y explotación de la ORA. La actual concesión venció durante el estado de alarma, por lo que fue prorrogada. Pero los criterios técnicos para la próxima licitación están prácticamente listos.

Entre las condiciones que recogen para las empresas que opten al futuro concurso público, se valorará la tecnología que se incluya en los parquímetros para facilitar a los ciudadanos gestiones que no solo estén vinculadas con el servicio de aparcamiento regulado, sino también con otras áreas municipales, como la tributación o el transporte público. De momento, no hay fecha para la licitación de este nuevo contrato.

Los actuales expendedores fueron instalados en el año 2010 tras la firma del contrato con la actual concesionaria, Estacionamientos y Servicios (Eysa), y desde aquel momento se permite el pago de este servicio con tarjeta de crédito. Fue entonces cuando se amplió la zona azul —ahora también verde— a una veintena de calles de Garrido y Labradores.