11 julio 2020
  • Hola

Las familias, en vilo al no aclarar el Gobierno cuándo abrirán las guarderías

Estaba prevista en la fase dos, pero Sanidad afirma que la decisión se adoptará “según evolucione la situación” | Los centros no saben las condiciones ni si les limitan el aforo

28 may 2020 / 11:01 H.

Familias, guarderías y ludotecas están viviendo el proceso de desescalada con una gran incertidumbre. Dudas porque nadie sabe cuando podrán volver a abrir los centros, lo que afecta de manera directa a los padres, que ya se han incorporado al trabajo o lo harán en las próximas semanas. El interrogante no lo ha disipado el Gobierno. De hecho, a lo único que ha contribuido es a acrecentarlo más, ya que anunció que su apertura tendría lugar en la segunda fase, pero ahora afirma que se anunciará en función de cómo evolucione la pandemia.

Lo único cierto es que los centros de educación infantil que dependen de la Junta no volverán a abrir en lo que queda curso, tal y como expuso la consejera. En cambio, los privados dedicados al primer ciclo, de 0 a 3 años, no tienen claro que pueden hacer. Cuando se dio a conocer el plan de desescalada, el Gobierno incluía su apertura en la fase dos, siendo la participación de los niños de forma voluntaria y siempre y cuando los dos padres trabajen. Sin embargo, la orden ministerial que regulaba las condiciones sanitarias en la fase 2, publicada el pasado día 16, no especificaba nada con las guarderías o ludotecas.

La Junta organizará el programa Conciliamos en julio y lo extenderá este año a agosto para ayudar a los padres

El Ministerio de Sanidad, consultado por este periódico, tampoco resuelve las dudas. Su respuesta es muy escueta. “Las decisiones se van tomando en función de la evolución de la situación. Cuando se decida dar ese paso, se regulará y dará a conocer”, expone. La contestación no ayuda a muchas familias en las que los dos progenitores ya están trabajando o van a empezar a hacerlo en las próximas semanas y no tienen a nadie con los que dejar a sus hijos.

Los propios centros, 123 en Salamanca, desconocen qué podrán hacer, aunque la mayoría es reticente a abrir si no se dan las condiciones adecuadas. Creen difícil que niños pequeños puedan mantener la distancia de seguridad interpersonal, pero también consideran un obstáculo si la administración les limita el aforo, además de por afectar a su rentabilidad económica, porque tendrían que dejar fuera a parte de su clientes, lo que podría perjudicarles de cara a una vuelta a la normalidad en el futuro.

La Junta, aunque no va a abrir los centros infantiles públicos en lo que resta de curso, sí ha anunciado que va a dar más importancia este año al programa Conciliamos, iniciativa por la que abre colegios en verano para que los padres dejen a sus hijos por la mañana. Si otros años era solo en julio, en este lo extenderá a agosto, para facilitar la conciliación laboral y familiar.

PALABRAS CLAVE