08 agosto 2022
  • Hola

Las autoescuelas ven poco futuro al nuevo carné para mayores de 16 años

El permiso B1 sólo permite conducir unos vehículos eléctricos limitados en velocidad y prestaciones | “Pocas familias podrán invertir dinero en ellos para dos años”, vaticinan

28 jun 2022 / 18:01 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

El Ministerio del Interior corroboró este mes que los jóvenes de 16 años podrán disponer de un permiso B1 que les permita conducir vehículos eléctricos con velocidad máxima de 90 km/h —muy por encima de los 45 km/h de los cuadriciclos normales— . Una medida que ya han puesto en marcha países vecinos como Portugal y Francia favoreciendo la movilidad de los más jóvenes en el ámbito rural.

Cabe recordar que actualmente un menor puede conducir a partir de los 15 años un cuadriciclo pero solo obteniendo la licencia, no el permiso de conducir. El nuevo carné B1 estaría a caballo entre el AM para 15 años (de ciclomotores de hasta 50 centímetros cúbicos y cuatriciclos ligeros L6e) y el B de turismos a partir de 18 años. El nuevo permiso permitiría a los jóvenes de 16 años conducir cuatriciclos cuya masa en vacío sea inferior o igual a 400 kilogramos (o 550 kilogramos para mercancías) y con un motor cuya potencia máxima sea de 15 kilovatios. Es decir, algo superior al minicoche pero sin llegar a ser un turismo tradicional.

El presidente de las autoescuelas salmantinas ve con excepticismo este nuevo carné de conducir. Luis Rodero se cuestiona si tendría demanda. “No sé si los padres pagarían por un carné de conducir para su hijo de 16 años si luego a los 18, se tiene que sacar otro, al menos volverse a examinar del práctico del B. Además el B1 sólo valdría para un vehículo muy específico que no pasa de 90 km/hora. Es un vehículo limitado y pocas familias, sólo de clase alta podrían permitirse el lujo de comprar un coche a su hijo de 16 años y luego a los 18 años que ya puede conducir uno de categoría B, comprarle otro”, señala.

Por otra parte, Rodero confirma el bajón de alumnado en las autoescuelas este verano. El fuerte descenso de la natalidad en las últimas dos décadas, sumado al efecto de la pandemia, hacen que los carnés de conducir expedidos estén en mínimos en Salamanca. A ello se suma que sacarse el permiso de conducir o tener un coche ya no es una prioridad para los jóvenes. “Este año de momento está muy flojo y no hay apenas movimiento. Hacía muchos años que no teníamos tan poca demanda”, explica el presidente del sector, que confirma que no hay atascos este año de momento con pruebas para el verano.

“Necesitamos ayudas al carburante como taxistas o transportistas”

Las autoescuelas no sólo sufren el descenso de alumnos sino también la escalada de precios del carburante. Con el uso diario de varios vehículos, los gastos se han multiplicado y los centros de formación vial exigen poder recibir ayudas como taxistas o transportistas. “Estamos aguantando el tirón porque no nos dan la ayuda, nada más que los 20 céntimos como a todos los conductores. Hemos protestado pero al Gobierno le da igual y nos deja fuera de ayudas a otros sectores”, se queja Rodero. La Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) ya ha advertido de que la subida del precio de la gasolina, el gasóleo y el gas, acabará repercutiendo en el precio del permiso de conducir si la tendencia sigue al alza y no se frena.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png