18 octubre 2021
  • Hola

La vitalidad de Teresa, una actriz centenaria

Teresa González cumplirá un siglo de vida la semana que viene. Solo la pandemia ha sido capaz de sacarle de un escenario al que está deseando volver. Sus mejores virtudes: la naturalidad y una sonrisa perpetua

14 oct 2021 / 11:45 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Teresa González respira vitalidad por los cuatro costados. Es coqueta, aunque no “presumida”. “Hay que ir como hay que ir”, resume mientras se repasa el rojo de los labios a juego con las uñas perfectamente pintadas. Cumplirá un siglo de vida en unos días y sonríe cuando le repiten por enésima vez la fórmula para llegar con esa fuerza y carácter a los 100 años. “Póngase a la cola”, bromea sobre las veces que tiene que responder a la pregunta. “No fumo y no bebo”, avanza mientras su nieta le cuchichea que “algún vinito o clarita cae en las celebraciones”.

Teresa tiene alma y cuerpo de actriz. Descubrió su vocación interpretativa al jubilarse su marido y comprobar que llenaba el escenario solo con su presencia. ”Empecé con los bailes charros con ‘El Mariquelo’ y continué con el teatro”. El director del grupo ‘Armonía Teatro’, Honorio Ros, lo confirma: “La compañía está formada por ‘jóvenes’ desde los sesenta a los 100 años que cumplirá Teresa”. Observa con admiración la “sonrisa permanente” que dibuja Teresa en cada momento. “En una obra tenía que estar en una silla de ruedas y era imposible que parase quieta”, reconoce sobre su papel en ‘El cianuro solo o con leche’. El grupo nació en 2011 en el centro ‘Tierra Charra’ de mayores como relevo de uno que se había desarrollado previamente en la misma instalación municipal.

Teresa sube al escenario sin nervios. Desconoce lo que es el hormigueo en el estómago o el miedo a quedarse en blanco. “Jamás he tenido nervios al interpretar una obra porque me sé el papel”, presume sobre una memoria que conserva y prepara. “Los papeles son todos difíciles, pero hay que tener mucho cariño al teatro”, señala. No necesita apuntador y se pone nerviosa cuando ve a sus compañeros repasar el papel antes de la función. “Si no te lo sabes, no lo vas a aprender en cinco minutos. Suelta eso”, suele decirles mientras confiesa que nunca ha necesitado “ni chuletillas ni papeles”.

Actuación en ‘Pago por adelantado’ con su papel protagonista.
Actuación en ‘Pago por adelantado’ con su papel protagonista.

Eso sí en los momentos de descuido siempre ha sabido salir con naturalidad. “Sé muy bien por donde salir cuando me equivoco con algún chascarrillo y nadie del público se da cuenta”. El grupo Armonía ha actuado en la mayoría de centros municipales pero también para asociaciones y centros como el de Alzheimer, uno de los momentos más especiales de la actuación. “Fue muy especial porque algunos de los mayores reconocían incluso las canciones. Me acuerdo que una mujer se volvió a su hijo para decir que recordaba la canción con los ojos empañados”, contextualiza Ros sobre la “gran familia” que se ha formado en torno al grupo Armonía que también ha viajado por la provincia “con la única condición que nos pagaran el viaje”.

La pandemia supuso un parón en todas las actividades. Rompió las rutinas, los ensayos, la disciplina y todas las actividades. No el contacto. “Todos estábamos conectados de una y otra manera”, detalla el director del grupo. Teresa está deseando volver a los escenarios. “Yo no me retiro”, expresa a la espera de que pronto se puedan retomar los ensayos en el centro ‘Tierra Charra’. Solo la pandemia paró sus dosis interpretativas y ya está deseando volver. Se lo repite a su hija María del Carmen, a sus nietas Patricia y Estefanía y a su bisnieta Carla. “La abuela quiere volver a actuar”. Ayer cuando volvía de recoger el pan le paró una desconocida para preguntarle cuándo volverían. “Cuando se pueda. Pero yo vuelvo”.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png