01 octubre 2022
  • Hola

La valoración de una logopeda: “Hay que replantear el ratio del TEA en mujeres”

Los roles de género y el desconocimiento son algunas de las causas de que las niñas con TEA tarden más en ser detectadas

13 ago 2022 / 12:20 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

La percepción que la sociedad tiene sobre cómo debería actuar las niñas, los datos manejados hasta la fecha y el hecho de que muchas de las primeras pruebas diagnósticas fueron realizadas en varones convierte a las mujeres con autismo en una realidad casi oculta.

Según la ratio que se ha manejado hasta hace poco, por cada cuatro niños que padecía autismo, solo una niña se encontraba dentro del espectro. Sin embargo, en los últimos años, nuevos estudios apuntan que las estadísticas podrían estar equivocadas y que por cada una de estas niñas diagnosticadas hay muchas que padecen el trastorno en las sombras.

“Tradicionalmente, se partía de esta premisa de un niña por cada cuatro niños. Sin embargo, actualmente debe replantearse esta idea. Se están viendo muchas menores con esta condición que pasan por debajo de los radares”, explica Elena González, Logopeda de Ariadna.

Las causas de que el espectro sea más difícil de identificar en las mujeres son diversas, sin embargo, los estereotipos tiene un gran peso. “Una de las principales razones, son los roles de género que la sociedad le tiene asignada a las chicas. Se tiene la idea de que las niñas se portan bien y son más calladitas que los varones. Así, cuando las pequeñas no son afectadas de manera grave, a menudo, pasan desapercibidas”, establece la especialista, que además destaca que esta ideas preconcebidas son un punto importante, pero no el único para explicar la ausencia de un reconocimiento de las niñas con TEA.

“Son muchos factores que ponemos a funcionar juntos y que llevan a esta situación. Uno de ellos son los patrones de sesgo de género, pero también tiene una gran influencia el desconocimiento por parte de los sectores implicados. Además, las pruebas de diagnóstico están basadas principalmente en chicos. Por ello, a menudo, contingencias que deben ser tomadas en chicas no se valoran”.

Esta demora en el diagnóstico es perjudicial para las afectadas. “Cuando el espectro no está muy marcado es común que se crea que es que la niña es un poco tímida y se aconseje esperar para ver si mejora. Esto es un grave error, ya que son familias y niñas que pierden los mejores años para instaurar conductas”, señala González.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png