14 diciembre 2019
  • Hola

La Universidad de Salamanca aprueba su Código Ético y de Buen Gobierno

El Consejo ha aprobado un conjunto de normas de simplificación administrativa

31 oct 2019 / 18:32 H.

El Consejo de Gobierno de la Universidad de Salamanca (USAL), en su sesión ordinaria de octubre, ha aprobado el Código Ético y de Buen Gobierno de la institución, que tiene como objetivo “establecer los criterios y las normas de conducta y de actuación que tendrán que observar, con carácter general, todos los miembros de la comunidad universitaria”.

El fin de este nuevo documento, según ha explicado la USAL, es “fortalecer y favorecer una universidad íntegra, transparente en su gestión, eficaz, eficiente y comprometida con el desarrollo sostenible”.

Para la USAL, la aprobación de este Código “mejorará la calidad democrática en el gobierno de la institución” y reforzará la integridad y las actuaciones, no solo de las personas que ocupen cargos de responsabilidad, sino también de toda la comunidad universitaria en general.

Asimismo, en relación a lo previsto en el artículo 10 del Código Ético, el Consejo ha aprobado un conjunto de normas de simplificación administrativa en relación a contratos menores para su cumplimiento por los servicios administrativos correspondientes.

Entre ellas, destacan la exigencia de una declaración de ausencia de conflicto de intereses para la tramitación de todos los contratos menores y la realización de nuevas fiscalizaciones en la ejecución material de dichos contratos.

FORMACIÓN PERMANENTE

El Consejo de Gobierno también ha aprobado una modificación de la normativa de Formación Permanente que trata de “equilibrar dos objetivos de la institución: el aumento de la oferta académica y una mayor transparencia y control en la gestión”.

Así, por ejemplo, ha modificado la forma en que debe articularse la colaboración de la USAL con entidades con ánimo de lucro que deberá tener, a partir de ahora, la forma de contrato en lugar de acuerdo o convenio, de forma que estas entidades pasen de ser socios a ser proveedores y se pueda ejercer un mayor control sobre ellas.

Igualmente, ha aprobado que la Comisión de Formación Permanente, con apoyo del Área Jurídica, vele por el cumplimiento de la normativa en materia de incompatibilidades en el ámbito de la Formación Permanente de la USAL.

CONTROL

En esta línea de aumento del control en la gestión, lo más destacable, según la USAL, es que la universidad desplegará un sistema propio de control de la calidad de sus títulos propios y de toda su oferta de formación permanente.

En lo que se refiere al aumento de la oferta formativa, la USAL ha destacado algunas medidas de flexibilización de la norma como el hecho de que se autoriza a los centros propios a promover formación permanente.

En palabras del rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, con las medidas aprobadas “el Consejo de Gobierno lanza un mensaje inequívoco de compromiso con las buenas prácticas de gestión de los recursos públicos”.

OFERTA ACADÉMICA

También el Consejo de Gobierno ha aprobado tres nuevos títulos propios, un máster universitario y un programa de doctorado. Concretamente, los títulos propios de Máster en análisis de la conducta criminal, Máster en identidad sexual y diversidad LGTBI+ y Máster en liderazgo, gestión, administración y evaluación de la educación.

Igualmente, ha dado su visto bueno al Máster Universitario en Dirección Aeronáutica, con lo que son ya cinco los másteres oficiales nuevos que podrán comenzar a impartirse en el curso 2020-2021, y el Programa de Doctorado ‘Tradición Literaria, Cultura Escrita y Humanidades Digitales’, en colaboración con la Fundación José Ortega y Gasset-Gregorio Marañón.

Con la vista puesta en la aprobación de nuevas ofertas de grado, ha aprobado también una modificación parcial del documento de bases para la armonización del mapa de titulaciones de la USAL que “agilizará los trámites internos para la creación de nuevos grados” y permitirá que el proceso de creación de nuevos grados se reduzca en varios meses, de manera que la Universidad “pueda responder mejor a las demandas formativas de la sociedad”, ha explicado Rivero.

Por otra parte, la vicerrectora de Investigación, Susana Pérez Santos, ha presentado al Consejo de Gobierno un conjunto de mejoras en los programas propios de investigación para la movilidad del personal investigador, mantenimiento y reparación del material científico, aumento de las publicaciones científicas y organización de congresos.

PALABRAS CLAVE