06 marzo 2021
  • Hola

La tristeza de los mayores salmantinos: “Mentalmente otro confinamiento sería la puntilla”

El colectivo teme volverse a ver encerrado en casa e indica que lo está pasando mal, pues se sienten solos, malhumorados y tristes | Piden el retorno de las actividades de ocio

Este pasado 18 de enero fue el día más triste del año, popularmente conocido como ‘Blue Monday’. El origen de esta tradición se remonta a 2005, cuando Cliff Arnall, profesor de la Universidad de Cardiff, dijo haber encontrado la fórmula para conocer el día más triste del año. Según el experto, el tercer lunes de enero es el día en el que la sociedad acumula más tristeza por varios motivos: la presión asfixiante por las deudas de Navidad, no haber cobrado el sueldo de enero, la llegada del frío o los propósitos de año nuevo que ya damos por perdidos. A todos estos fenómenos, este año se suma el coronavirus. Y si hay un colectivo que asegura estar pasándolo mal eso son los mayores.

“Otro confinamiento domiciliario sería la puntilla. Si no nos mata el COVID nos matan psicológicamente. Las personas mayores no lo aguantarían, sería un duro golpe”. Así lo afirma Francisco Gómez, el presidente de la Federación de Asociaciones de Mayores de Salamanca. En una conversación mantenida con este diario, Gómez indica que se trata de uno de los colectivos a los que, mentalmente, la pandemia le está afectando en mayor medida. “Lo estamos llevando bastante mal, aislados, con los centros de mayores cerrados y sin las actividades de ocio a las que estábamos acostumbrados, que para muchos era su única vía de escape”. De ahí que algunos estén experimentando cambios en su personalidad. “Ya no es solo el bajón físico que podemos apreciar en algunas personas sino también otro tipo de manifestaciones, nos volvemos más contestones, con un mal humor continuo o incluso un poco agresivos”, apunta.

Muchos no manejan ni móvil ni ordenador y eso les lleva a pasar días sin ver a sus familiares y amigos

Y es que para muchos de ellos la tecnología sigue siendo todo un reto. Mientras los más jóvenes han sabido refugiarse en pequeñas pantallas para estar en contacto con sus familiares y amigos, son muchos los mayores que a día de hoy no manejan ni ordenador ni teléfono móvil, por lo que, ante la imposibilidad de hacer videollamadas y salir de casa, han estado semanas sin poder ver las caras a los suyos. “Se han visto completamente aislados y solos. De ahí que necesitemos poder volver a hacer las actividades de ocio que realizábamos habitualmente desde las distintas asociaciones. Aunque no sea con tanta frecuencia y lo hagamos una vez cada 15 días, con distancia, con mascarilla, grupos de cuatro... Lo que sea pero es una necesidad”, recalca Francisco Gómez.

Sin embargo el presidente de la Federación de Asociaciones de Mayores de Salamanca sabe que no es una tarea fácil. “Desde el Ayuntamiento nos están dando todas las facilidades pero es complicado y tenemos que ver cuál es la fórmula para que sea viable”.

Al respecto, el representante recuerda que las personas mayores están cumpliendo las normas a rajatabla y están muy concienciados con las medidas de seguridad que tienen que tomar para evitar posibles contagios.

No obstante, los malos datos de los últimos días hacen pensar que las restricciones no acabarán previsiblemente pronto y por ello desde la federación estudian otras posibles herramientas que permitan a todos los mayores adaptarse una vez más a la situación y hacer las actividades que tanto anhelan.

Lucha por un envejecimiento activo

Desde que se declaró la alerta sanitaria por la COVID, desde la Concejalía de Mayores del Ayuntamiento se han puesto en marcha diversas medidas para favorecer el envejecimiento activo. Además de las mejoras en distintos centros de mayores se ha puesto en marcha el programa de televisión “Cerca de ti”, sobre temas como la cultura, manualidades, consejos de salud, entrenamiento de memoria y físico; y se ha llevado a cabo el programa de actividades “Un verano diferente”, de manera que durante los meses de julio, agosto y septiembre los mayores tuvieron la oportunidad de realizar talleres como pintura, fotografía, taichí o yoga. Asimismo, se ha realizado diversos seguimientos telefónicos, como el realizado con los participantes en actividades de los centros municipales Juan de la Fuente y Tierra Charra; o del programa sobre terapia ocupacional y prevención de caídas o el de equilibrio, entre otras.

Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png