29 septiembre 2020
  • Hola

La solución que se plantea Sanidad para reducir las listas de espera en Salamanca

La Consejería entiende que “algo hay que hacer” y la idea sería ofrecer operar por las tardes a los hospitales que cumplan notablemente con su actividad quirúrgica por la mañana y aún así no den abasto

25 ene 2020 / 22:19 H.

Por primera vez desde hace muchos años, la Consejería de Sanidad se está planteando remunerar a los profesionales que realicen cirugía en horario de tarde, como medida de choque para afrontar las listas de espera.

Se trata de un borrador que Sacyl ya ha trasladado a los hospitales de Castilla y León, pero que se maneja con mucho tacto porque temen que se convierta en algo nocivo. El documento habla de un pacto de actividad que obliga a todos los hospitales a cumplir unos mínimos de eficiencia en los quirófanos en el horario convencional. Se revisan las horas de finalización de los quirófanos, el porcentaje de cirugías suspendidas, el número de intervenciones, etc.

Si un hospital cumple con esos pactos de actividad por la mañana y, aún así, no da abasto para reducir la lista de espera, se le ofrecería la posibilidad de programar más operaciones por las tardes y de forma remunerada. Desde Sacyl confirman que “se está analizando, pero con toda la cautela del mundo”.

La fórmula plantea varios problemas. El primero es que existen otros colectivos que pueden protestar porque a ellos no se les ofrezca la posibilidad de trabajar por la tarde de forma remunerada. En segundo lugar, dentro del propio sector sanitario, hay médicos que también podrían protestar porque unos tienen acceso a esta actividad de autoconcierto y otros no. Por último, el tercer factor que ‘frena’ a la Consejería de Sanidad es la existencia de estudios que demuestran que cuando se remuneran las horas por la tarde, aumenta la tasa de indicación. Es decir, los propios médicos le dicen que necesitan operarse a más pacientes.

Esos ‘miedos’ de Sacyl se enfrentan a la evidencia de que algo hay que hacer, porque cada trimestre informan de que hay más pacientes en la lista de espera, pero no se han tomado medidas para reducirlas.

La opción más lógica sería la de contratar a nuevo personal para que los quirófanos puedan funcionar el máximo de horas posibles. “Eso sería lo lógico, pero vas a las bolsas de trabajo y encuentras que no hay profesionales disponibles en muchas especialidades”, reconocen.

Ante esta situación la única posibilidad es pedirle a los profesionales que ya forman parte del hospital que operen también por las tardes y, lógicamente, habrá que pagarles.

El Hospital de Salamanca ya realiza cirugías programadas por la tarde -cada año hace más- pero lo hace porque la jornada de 37,5 horas les permite acumular ese turno vespertino cada dos semanas. Es insuficiente.

Lo que se pretende desde la Consejería es que por la tarde funcionen el mismo número de quirófanos que por la mañana -no solo un par de ellos- y durante el mismo número de horas.

El propio gerente regional de salud, Manuel Mitadiel, ha expresado en público en varias ocasiones que “es necesario sacar más provecho a los quirófanos de los hospitales de Castilla y León, incluidos los comarcales”, pero al ser cuestionado sobre lo que antes llamaban peonadas, Mitadiel insiste en que “hay que medir mucho lo que se hace porque todas las decisiones que se toman se hacen buscando siempre lo mejor para el paciente y la sanidad de Castilla y León, pero luego pueden tener un efecto perverso”.

Los profesionales sanitarios sí ven con buenos ojos esta posibilidad que tendría otra consecuencia añadida: menos derivaciones a la sanidad privada y un gasto similar.

PALABRAS CLAVE