01 julio 2022
  • Hola

La reclamación de una persona con trastorno bipolar: “Somos igual de válidos”

María Antonia Sánchez, después de tres intentos de suicidio, reivindica que “siguiendo unas pautas se puede tener una vida normal”

10 may 2022 / 18:27 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Bipolar 2 grave. Este es el diagnóstico de María Antonia Sánchez Mesonero. Fue maltratada psicológica y verbalmente y todo ello desembocó en esta enfermedad que le llevó a permanecer cerca de dos meses encerrada en una habitación y a tres intentos de suicidio. “Tras estar tanto tiempo en una habitación sin comer ni beber llegué al hospital en las últimas, no me tenía en pie. Me sentía culpable por todo lo que me pasaba”, comenta María Antonia Sánchez.

Se trata de una enfermedad en la que cuando estás con un estado de ánimo superlativo no te das cuenta de que estás eufórico, mientras que cuando te encuentras en una situación opuesta de apatía te lleva a diferentes problemas. “A mí me ocurrió que me metí en el alcohol y esto llevó a un autolítico, pero gracias a la medicación pude controlarlo para el futuro. Gracias al apoyo y a tener mucha fuerza de voluntad se puede salir adelante y tener una vida normal”, afirma Sánchez.

Todo comenzó en 2016 cuando esta mujer sufrió el primer autolítico. En el años siguiente tuvo otros dos, y fue en el último cuando tuvo que ingresar en la unidad de Agudos del Hospital Los Montalvos de Salamanca. “En cuanto me vio el psiquiatra me dijo que tenía dos opciones: irme a casa con medicación o ingresar. Fue entonces cuando decidí que tenía que salir de esta y pensé que allí iba a estar mucho mejor atendida que en mi casa, por eso decidí ingresar. Le dije que hasta que no me viera bien no me dejara salir”, asegura.

En 2017 se produjo el último episodio dramático en la vida de María Antonia Sánchez. Desde entonces ella misma destaca que lo más importante ha sido “llevar la medicación totalmente controlada, mantener ocupado el mayor tiempo del día posible y sobre todo tener mucha fuerza de voluntad”. “Ahora mismo me paso los días realizando diferentes actividades y muchos talleres. Estar entretenida ayuda mucho. Sigo las pautas con la medicación y visito cada mes el hospital para realizar una revisión”, relata.

Actualmente vive en un piso supervisado y tiene a su disposición a una educadora con la que tiene una relación mucho más allá de lo profesional. “Tener a una educadora para ti es algo que no todo el mundo puede tener. Para mí ha sido muy importante, he cogido mucha confianza con ella y en cuanto me ve la cara mal ya sabe lo que me pasa. Tengo que agradecerle mucho, al igual que a la Asociación de Salud Mental de Salamanca, a los psiquiatras de Los Montalvos, a Alcohólicos Anónimos Salamanca, a mis familiares y sobre todo a mi hija que es lo único que tengo en esta vida y con la que gracias a ella he podido agarrarme a la vida y poder salir de esta situación. Sin ellos esta etapa tan oscura de mi vida hubiese sido mucho peor”, admite María Antonia Sánchez.

Esta mujer ha trabajado durante toda su vida de cara al público y quiere reivindicar que las personas con enfermedades mentales pueden trabajar en todo momento siguiendo las pautas de los profesionales. Por ello, María Antonia concluye asegurando que “se puede hacer una vida completamente normal”. “La salud mental debería dejar de ser un tema tabú en la sociedad porque podemos ser muy válidos para muchos trabajos”, destaca.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png