01 diciembre 2021
  • Hola

La recaudación por juego experimentó un repunte en Salamanca en 2018

El negocio de bingos y máquinas tragaperras experimenta el mayor incremento

05 may 2019 / 18:56 H.
Ver Comentarios

La Hacienda regional recaudó el pasado año en Salamanca 8,67 millones de euros, la mayor cifra en la provincia en los últimos tres años. De esta forma, tras dos ejercicios a la baja de forma consecutiva, el negocio del juego experimentó un crecimiento en Salamanca alcanzando la cifra más alta desde 2015 y llegando al 14% del total recaudado en toda la Comunidad.

Además, el incremento viene motivado por la mayor recaudación obtenida en bingos, pasando de 1,1 millones en el año 2017 a 1,60 millones en el pasado ejercicio de 2018. Sin embargo, en el conjunto de la Comunidad, los ingresos bajaron de 8,79 millones a 8,20 millones, lo que supone una caída del 6,7%.

Pero además de este área de negocio del juego, también las máquinas tragaperras han obtenido una mayor recaudación en Salamanca, según los datos aportados por la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León. Así, de los 6,9 millones de euros que recaudó la institución regional en 2017 se ha pasado a los 7 millones en 2018.

Este incremento en la recaudación en Salamanca en el último año, del 7,03%, es muy superior al experimentado en el conjunto de la Comunidad, del 1,15%. Sin embargo, los ingresos que recibe la Junta por este concepto se han reducido casi un tercio en la última década. Así, durante el año 2009, la institución regional obtuvo 13 millones de euros, por los 8,67 del pasado año 2018. Lo mismo ocurre en el conjunto de la Comunidad, puesto que en 2009 recaudó 92,2 millones, por los 62 del pasado ejercicio de 2018. El récord de recaudación se produjo en Castilla y León en el año 2007 con 98,5 millones.

Caída del sector. Para entender este descenso en la recaudación de tributos de juego hay que tener en cuenta la caída que se produjo como consecuencia de la crisis económica, así como la repercusión de la Ley antitabaco. Como consecuencia de ello, la Junta pactó una mejor fiscalidad a cambio de que el sector mantuviera los cerca de 2.000 trabajadores directos. Así, la pérdida de recaudación tributaria tiene como contrapartida el mantenimiento del empleo a niveles de 2013. De hecho, Castilla y León es una de las pocas comunidades en las que el cierre de salas ha sido el menor de toda España gracias a esos tipos tributarios reducidos pactados entre el sector y el Ejecutivo regional.

Desde el año 2012, el sector cuenta con otra fuente de ingresos gracias al bingo electrónico, que se complementa como un complemento de la actividad principal y que tras sus primeros años de funcionamiento aporta entre el 15% y el 20% del total de ingresos por esta partida. Además, tributa menos que el bingo tradicional, mientras que el perfil del jugador es más joven e individual porque el bingo tradicional lleva implícito un componente más social.

En Castilla y León, el sector del juego está integrado por 540 empresas que generan más de 2.000 empleos directos y una recaudación que el pasado año superó los 62,31 millones de euros. Todo ello, gracias a los establecimientos abiertos en la Comunidad, que ascienden a 20 bingos, 76 salones de juego, tres casinos (Salamanca, León y Valladolid) y más de 15.000 bares que tienen licencia para explotar máquinas tragaperras.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png