29 septiembre 2020
  • Hola

La Policía pilla a 16 jóvenes de fiesta en un piso y les denuncia por incumplir distancias

Cada uno de ellos se enfrenta a una multa de hasta 3.000 euros, mientras que si la infracción se hubiese tramitado por exceso de ruidos tan solo se sancionaría al arrendatario

14 sep 2020 / 11:59 H.

Aunque hasta el 1 de octubre el curso no comienza oficialmente, ya se están impartiendo clases en algunas facultades. Los universitarios ya han comenzado su “desembarco” en Salamanca y con ellos las fiestas en los pisos. El Ayuntamiento ya lo advirtió la semana pasada. Va a perseguir estas celebraciones en domicilios y va a ser contundente con las sanciones. Y en la madrugada de este domingo ya se produjo el primer caso ejemplarizante. Ante los avisos de los vecinos, agentes de la Policía Local acudieron a una vivienda de la capital en la que se toparon con una fiesta en la que participaban dieciséis jóvenes.

Lo habitual en una situación como ésta es que se hubiese hecho una medición de ruido y, si excedía los límites permitidos, se sancionase al arrendatario con una multa. Pero, en esta ocasión, no hizo falta la medición. Los agentes no efectuaron una única denuncia, sino 16, una por cada uno de los participantes en la celebración. Y no por haber superado el nivel de decibelios permitido, sino por incumplimiento del distanciamiento social, ya que desde el 3 de septiembre no están permitidas reuniones de más de diez personas en las viviendas.

Tras una denuncia por incumplir la normativa de ruido, las multas más habituales en la capital del Tormes suelen ser de 300 euros. En este caso, parece que los expedientes se tramitarán por incumplir las medidas de prevención y contención sanitarias para afrontar la situación de crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19 en Castilla y León. Aunque aún deben ser estudiados por el técnico instructor, el Decreto-Ley 7/2020, de 23 de julio, establece como infracción de carácter leve “el incumplimiento de la distancia de seguridad interpersonal entre personas no convivientes, en lugares públicos o privados, abiertos o cerrados”.

La cuantía de las multas previstas para estos incumplimientos va desde los 100 a los 3.000 euros, pero no solo será una persona la sancionada, sino los dieciséis jóvenes asistentes, con lo que el importe total de todas ellas superaría la cuantía de un multa por exceso de ruido.