05 agosto 2020
  • Hola

La pandemia pasa factura al PSOE que perdería hasta 13 diputados con respecto al 10-N

Según un sondeo de DYM para LA GACETA, el PP gana terreno y sumaría entre 9 y 12 escaños con respecto a las últimas generales a costa de Ciudadanos y Vox

02 jul 2020 / 09:14 H.

El final del estado de Alarma en España ha beneficiado a los dos partidos tradicionales. PSOE y PP han logrado captar votantes con el fin de las restricciones de movimientos y la llegada a la nueva normalidad, a costa de quitar apoyos a Cs y Vox, los únicos que experimentan un retroceso en comparación con mayo, según un sondeo de DYM para LA GACETA DE SALAMANCA. Eso sí, el avance los socialistas ha sido más intenso que el de los populares. Mientras que la intención de voto de los dirigidos por Pedro Sánchez ha aumentado en 9 décimas y se coloca en el 26%, los de Casado han aumentado cuatro décimas para llegar al 22,4%.

La vuelta a la normalidad, aunque sea con matices, ha permitido recuperar a Sánchez parte de lo perdido en los meses que duró el estado de alarma y acercarse al 26,8% de intención de voto que tenía en marzo. No obstante, sigue lejos del 28,3% con el que ganó las elecciones del 10 de noviembre. Esa pérdida de apoyo por el desgaste a la hora de gestionar la pandemia le harían perder entre 7 y 10 diputados. Su socio, Unidas Podemos, se queda con un 11,3% —1,7 puntos menos— y perdería entre 3 y 6 escaños.

El PP, en cambio, sí cuenta con más apoyo ahora que en los últimos comicios. Alcanza el 22,4%, lo que se traduciría en 98-101 diputados, entre 9 y 12 más de los que ahora tiene en el Congreso. Vox, la tercera fuerza política tras el 10N, experimenta un leve retroceso, apenas una décima en intención de voto, lo que le daría opciones de repetir el resultado actual de 52 escaños. Cs, aunque pierde apoyos respecto a mayo, mejoraría los resultados de las últimas elecciones y ganaría de 4 a 7 escaños.

Arrimadas sigue en cabeza en la valoración de los líderes

La valoración de los líderes políticos españoles sigue evidenciando un suspenso general. Sin embargo, hay algunos que logran “salvar los muebles”. Es el caso de Inés Arrimadas, que se consolida como la mejor puntuada por los ciudadanos, con un 4,1 en junio, lo mismo que en mayo. Pedro Sánchez también se mantiene, con un 3,8, mientras que Casado es el que más mejora en junio tras ofrecer varios pactos al Gobierno. Alcanza el 3,4, un aumento de 3 décimas respecto a mayo. Pablo Iglesias obtiene su peor resultado de los últimos sondeos, con un 2,9, mientras Santiago Abascal sube del 2,4 al 2,6.

Un 30,2% da un suspenso rotundo al Gobierno: de 0 a 1

Casi una tercera parte de los ciudadanos, el 30,2%, califica con un suspenso rotundo la actuación del Gobierno, al otorgarle un 0 o un 1 en el sondeo de junio. La mayoría, el 51%, de hecho le suspende al otorgarle menos de un 5, mientras que el 47,7% le puntúa con un aprobado o más. La media que obtiene el Ejecutivo de Sánchez, eso sí, no cambia respecto a la encuesta de mayo, al seguir con un 4. Llama la atención que los que en noviembre votaron al PSOE valoran ahora al Gobierno cuatro décimas por debajo de lo que lo hacían en mayo. En cambio, los de Unidas Podemos elevan su calificación en medio punto.