27 enero 2021
  • Hola

“La pandemia ha sido un fracaso del sistema sanitario y de detección, que ha hecho agua”

“Hay quien dice que los niños no son un problema, que no contagian, pero donde hay virus hay peligro y el problema es que en los niños no sabemos cuándo está porque son mayoritariamente asintomáticos”, advierte el experto

Profesor de Microbiología en la Facultad de Biología de la Universidad de Salamanca, José Manuel Fernández Ábalos imparte una asignatura que se llama Diversidad Microbiana, que empieza con virología. Se reconoce obsesionado por el pelo, ya que comenta que es como un filtro al que se quedan pegados virus y bacterias, un tema que conoce de cerca por su formación, además, es buen amigo de virólogos de primer nivel como Adolfo García Sastre y Ana Fernández Sesma, ambos en el Hospital Mount Sinai.

–¿Qué valoración hace de la gestión de la pandemia?

–Ha sido un fracaso del sistema sanitario. Existía la idea de que teníamos un sistema sanitario de élite y que prácticamente esto estaba controlado, pero lo que teníamos era un sistema sanitario elitista que desatendía a la Atención Primaria, que es donde se cuecen las cosas gordas, y nuestro sistema de detección de este tipo de enfermedades ha hecho agua por todas partes, no lo vio venir.

–Cuando ya estaba aquí, ¿se hicieron bien las cosas?

–Había que haber tomado decisiones inmediatas. Una de las personas que participó en la extensión de la vacuna contra la viruela y su erradicación, Larry Brilliant, decía “detección temprana, acción inmediata”. Aquí no teníamos ninguna de las dos cosas, no teníamos detección porque la mayor parte de los mortales, incluido el sistema sanitario, no tenía ni idea de cómo se utilizaban los equipos EPI de protección, y en muchos casos no tenían. El sistema de detección de enfermedades es el que tenía que haber tenido previsto que teníamos que tener ese material.

–Hoy en día la detección no siempre es rápida.

–Ahora ya sabemos que hay detección rápida que funciona que es la PCR, lo que pasa es que por nuestra estructura no somos capaces de hacer tantas PCR como necesitaríamos de forma rápida. Buscamos la segunda solución, que son los test de antígenos, y el problema es que no tienen tanta sensibilidad como las PCR y pueden dar más falsos negativos y, por lo tanto, inducir a una falsa confianza. Para que los test de antígenos fueran útiles habría que hacer tres seguidos con una separación de cuatro-cinco días para intentar captar más al virus en el momento en el que es detectable con ese test de antígenos, pero eso lleva tiempo y es un gasto. No tenemos nada mejor que los test de PCR, pero tienen que ser rápidos tanto en su realización como en la comunicación. También sería muy útil que la aplicación de radar-COVID fuera obligatoria en instituciones como, por ejemplo, la Universidad.

–¿Y el tema de los aerosoles, cómo influyen en la transmisión?

–Es probablemente lo más importante, pero en las indicaciones que se dan para la gente que no sabe de microbiología no se mencionan y es lo que da sentido a lo que hay que hacer y a lo que no. A la gente le decía que se desinfectara los zapatos al entrar en un sitio y está bien limpiarse los zapatos, pero en este caso la desinfección del calzado no tiene mucho sentido porque es un virus respiratorio y lo normal es que salga por las nariz y la boca. Lo de los aerosoles justifica mi obsesión con el cabello, el pelo es un vector pasivo que llevamos continuamente puesto, el pelo está hecho de proteína y líquidos y lo que sale de nuestra boca son mocos que llevan dentro los virus. Muchas veces vemos a gente con el equipo de protección y el pelo por fuera, y eso es una trampa. El mejor ejemplo del tema de los aerosoles es el humo del tabaco, vas a un sitio donde hay mucho humo y cuando sales te huele todo a tabaco, pues al atravesar un aerosol de virus, se quedan pegados.

–¿Y la formación del personal sanitario? Ha dicho que si hubieran tenido más conocimientos sobre cómo colocarse los EPI se habrían evitado contagios.

–Yo he visto comportamientos que no son adecuados desde el punto de vista de la higiene hospitalaria. Además de que fueran escasos los equipos al principio, los microbiólogos llevamos desde hace mucho tiempo diciendo que el personal sanitario no se puede pasear con los trajes o las batas. Hay defectos de formación, no entendemos las medidas de protección.

–La ventilación ¿funciona?

–Sí, pero en un colegio ¿cómo pones una buena ventilación? Abres las ventanas, pero ¿y cómo circulan los aerosoles por ese espacio? Es complicado.

–¿Los purificadores pueden ser la solución?

–¿Cuánto aire entra por ese purificador? ¿Cómo purifica el aire, atrapa los virus? No sirven de gran cosa. El tema de los aerosoles implica que hay que cambiar cosas que hemos empezado a hacer y no tienen mucho sentido. Por ejemplo, las pantallas de metacrilato sirven para que se peguen los aerosoles, los virus.

–Entonces ¿qué hacemos?

–Pues utilizar bien las mascarillas. Además, yo soy el promotor de una especie de pasamontañas como los que utilizan los motoristas, pero más ligeros. Lo primero que hacen cuando vas a una fábrica es ponerte una bata desechable y un gorro para cubrirte la cabeza, y lo mismo en una planta de productos farmacéuticos. Por naturaleza los virus tienden a escapar y lo mismo que los virus, las bacterias o esporas de hongos. Tenemos que mejorar nuestra higiene personal y lavar bien nuestra ropa, a la que se le va pegando todo.

–Hoy el Gobierno está aprobado un plan de vacunación ¿es tan inminente que haya vacunas?

–Es sensato tener un plan porque las vacunas van a llegar y la única forma efectiva de crear la famosa inmunidad de grupo ahora son las vacunas. Lo que está ocurriendo es que, como parece que van a venir las vacunas pronto, se produce cierta relajación en el comportamiento y la gente no entiende que las vacunas son medidas de prevención, no de curación.

–¿Y por quién empezar?

–Por las personas que están expuestas, como el personal sanitario, pero también los maestros, porque se está minusvalorando el efecto de los niños, y los transportistas, es decir, la gente que se mueve más porque es el movimiento el que dispersa el virus.

–¿A qué se refiere con el tema de los colegios?

–Hay quien dice que los niños no son un problema, que no contagian, pero donde hay virus hay peligro y el problema es que no sabemos dónde está el virus y en los niños no sabemos cuándo está porque son mayoritariamente asintomáticos. Estamos diciendo que en los colegios no parece que haya brotes, pero el brote se nota fuera.

–Se habla mucho de las vacunas y su eficacia, ¿cuál es realmente la diferencia?

–Las de Pfizer y Moderna utilizan el sistema nuevo que es el RNA mensajero, son un tipo de vacunas que no se han probado hasta ahora a gran escala, pero están pasando los controles que se utilizan para el resto de vacunas, lo que es arriesgado es poner vacunas antes de haberlas probado suficientemente con gente. La vacuna de Moderna se la presenté a mis alumnos en clase en febrero porque el diseño y la producción inicial del concepto ya estaba hecho, y los de Pfizer lo mismo, estaban probando ese tipo de tecnología para algunos tratamientos de cáncer y vieron que podía servir para producir vacunas. Luego hay otras que están haciéndose a partir de virus conocidos deshabilitados en su capacidad patogénica para introducirles fragmentos del material genético del virus, normalmente también la espícula, que es como quitarle la pistola al coronavirus. Hay diferentes estrategias de cómo hacerlo, las más clásicas pasan por utilizar el virus inactivado o utilizar virus parecidos que no utilizan una enfermedad tan virulenta, lo que se hizo con la viruela.

–No es solo llegar a tener la vacuna, es complicado su producción y distribución ¿no?

–Claro, investigadores españoles del grupo de Mariano Esteban y Luis Enjuanes tienen ya vacunas equivalentes a las que hablamos, lo que pasa que su capacidad para saber que funcionan no es la misma que la que tiene Pfizer, no estamos en ese nivel y es triste porque estoy seguro de que sus vacunas serán tan buenas como esas.

Ver Comentarios
Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png