08 marzo 2021
  • Hola

La odisea de conducir por la A-62: un camino ‘de cabras’ repleto de socavones

Los socavones en Alaejos obligan a mantener un carril cortado varias semanas más y con limitaciones de hasta 60 km/h | El tramo salmantino espera las obras desde hace 2 años

La inacción del Gobierno para frenar el deterioro de la A-62, una de las vías de conexión más importantes para Salamanca, continúa a pesar de que la nieve y las lluvias de las últimas semanas han agravado el ya desgastado firme. Un olvido que hace dos semanas tuvo como consecuencia importantes daños en numerosos vehículos por la aparición de grandes socavones en la localidad vallisoletana de Alaejos y que afectó a varios conductores salmantinos. Este suceso ha provocado que un carril haya sido cortado al tráfico durante cinco kilómetros, además de reducir la limitación de velocidad a 80 e incluso 60 kilómetros por hora en algunos puntos.

Las restricciones, que se ubican en el carril derecho de la calzada en dirección a Valladolid, se mantendrán como mínimo varias semanas más, ya que el Ministerio de Transportes afirma que no acometerá los trabajos de rehabilitación hasta que las condiciones meteorológicas lo permitan. Las dudas que no aclara el departamento que dirige José Luis Ábalos es si esperará a que termine el plan de viabilidad invernal en las carreteras, que acaba el 30 de abril, o si iniciará antes las obras en el tramo más afectado si el tiempo da una tregua.

Hay que recordar que los kilómetros en los que han aparecido los grandes socavones pertenecen a uno de los dos tramos donde la reforma integral del firme de la A-62 comenzó el año pasado, entre los kilómetros 172 y 192 de la autovía. Es el comprendido entre las localidades de Sieteiglesias de Trabanco y Castrillo de Guareña, en las que en 2020 se actuó en la calzada en sentido a Salamanca y a lo largo de 2021 se actuará en el sentido a Valladolid. El Ministerio señala que reiniciará las obras en cuanto las condiciones meteorológicas lo permitan “resolviendo así de manera definitiva los problemas surgidos las últimas semanas”.

La nieve y la lluvia de los últimos meses ha desgastado aún más un firme que ha cumplido su vida útil de 20 años

El otro tramo en el que empezó la reforma el año pasado, el ubicado entre Castrillo de Guareña y Cañizal (kilómetros 192-205), en Zamora, también se retomará este año. Sin embargo, de los otros tres en los que ha sido dividido el plan de rehabilitación de la A-62 entre Tordesillas y Salamanca, incluidos los dos que discurren por la provincia salmantina, no se sabe nada más allá de que los proyectos están aprobados desde diciembre de 2018. Al ser preguntado sobre cuándo empezarán las obras en los tramos entre los puntos kilométricos 157-172 (Valladolid), 205-220 y 220-235 (Salamanca), el Ministerio sigue sin aportar fecha alguna, más allá de que supondrán 14,3 millones de euros de inversión.

El retraso de más de dos años, junto a la mala climatología, han acelerado el deterioro de la autovía. Los informes del propio Ministerio de Transportes recuerdan que ya en 2008 resultaba necesaria la rehabilitación. La vida útil del firme de la autovía es de 20 años, plazo que se cumplió en 2019, ya que la A-62 terminó de construirse en 1999. Al apurarse tanto para comenzar la reforma, el coste va a ser muy superior al que hubiera afrontado si lo hubiera hecho antes. De hecho, en muchas zonas el deterioro del firme supera el 40% y en algunas llega al 80%. Los trabajos previstos para mejorar la A-62 consisten en el fresado parcial del firme existente y su reposición mediante mezclas bituminosas. También se extenderá una nueva capa de rodadura en el ancho completo de la calzada, arcenes y en los ramales de enlace.

Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png