17 agosto 2022
  • Hola

La nueva ley de la Junta que limita a las casas de juego sigue sin convencer

Aumenta a de 100 a 150 metros la distancia con centros educativos y exige un registro de visitantes a los locales | La asociación Asaljar cree insuficientes los cambios y poco reales

28 jun 2022 / 18:36 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

El anteproyecto de la ley del juego y las apuestas de Castilla y León que va a aprobar la Junta ha sido recibido con tibieza por la asociación de ludopatía de Salamanca. Asaljar considera que la norma contiene buenas intenciones, pero poco realistas, además de establecer reglas que son consideradas insuficientes para prevenir la adicción al juego.

Una de las novedades de la ley consiste en un aumento de la distancia de los locales con el área de influencia d e los centros educativos. En lugar de los 100 metros que se piden ahora, el mínimo se eleva a 150 metros. También establece que no puede haber establecimientos de apuestas o juego a menos de 300 metros entre ellos, independientemente del tipo que sean.

La Junta exigirá que los locales dispongan, en cada una de las puertas de entrada al establecimiento, además de un servicio de control de acceso, de un registro de visitantes, una medida sobre todo vinculada a impedir la entrada de menores de edad. Añade, además, que el Registro de Juegos y Apuestas de Castilla y León contará con un apartado específico en el que constarán las personas con limitación individualizada de acceso y práctica a juego y apuestas y que podrá estar interconectado con el Registro de Interdicciones de Acceso al Juego de ámbito estatal y con los registros de otras comunidades.

“Si mi negocio es vender juego y a la vez debo controlarlo, los locales no van a fastidiar su negocio”, denuncia Asaljar

Luisa Ventola, directora técnica de Asaljar, señala que el anteproyecto recoge “buenas intenciones” pero que las medidas que se proponen son “muy mejorables”. Califica de escasos los límites de distancia de 300 metros entre establecimientos y de 150 con los centros educativos. Considera positivo que haya un registro conectado con el estatal, pero recela del mayor control que se otorga a los establecimientos para impedir la entrada de determinadas personas. “El lobo debe cuidar del gallinero. Si mi negocio es vender juego y a la vez debo controlarlo, los locales no creo que vayan a fastidiarse su negocio”, denuncia.

La responsable de Asaljar echa en falta más apoyo a las asociaciones que luchan contra el juego patológico y solicita a los poderes públicos más responsabilidad “a la hora de proteger la salud pública de los ciudadanos”.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png