25 enero 2020
  • Hola

La nacionalidad que domina entre los ‘nuevos españoles’ de Salamanca

El año pasado adquirieron la nacionalidad 459 extranjeros residentes en Salamanca, según el INE | El 40 por ciento tiene entre 35 y 59 años y otros 87 entre 0 y 9 años

05 dic 2019 / 17:38 H.

459 extranjeros residentes en Salamanca adquirieron el año pasado la nacionalidad, el 83% de los casos tras cumplir el tiempo mínimo exigido en función del lugar de residencia. Llama la atención que la mayoría de ellos tenía con anterioridad la nacionalidad argentina, en concreto 175, según especifica la Estadística de Adquisiciones de Nacionalidad Española de Residentes publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Les siguen los argelinos con 157 y los mauritanos con 127. Cabe recordar que la nacionalidad por residencia es una forma de adquisición que exige la estancia de la persona en España durante diez años de forma legal, continuada e inmediatamente anterior a la petición. Existen casos en los que el período de residencia exigido se reduce a cinco años para aquellas personas que hayan obtenido la condición de refugiado; dos años para los nacionales de países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial, Portugal o personas de origen sefardí; y un año para el que haya nacido en territorio español.

Atendiendo a las edades de los nuevos nacionalizados residentes en Salamanca se aprecia que su estancia supone un balón de oxígeno demográfico para una provincia tan castigada por la despoblación. El grueso de los nuevos españoles se encuentra entre los 35 y los 54 años, en concreto 184 de los 459, es decir, el 40% del total. Además, hay que sumar 87 niños con edades comprendidas entre los 0 y los 9 años. El rango de edad con menos nacionalizados españoles es el comprendido entre los 55 y más años, que solo suponen 29 del total. Si se echa la vista atrás, 2018 supuso la recuperación de la aprobación de la nacionalidad por parte de extranjeros en Salamanca al multiplicar por 3,5 veces la cifra del ejercicio anterior, cuando solo se rubricaron 130 procesos. A pesar de la subida, la cifra está lejos de las 714 nacionalidades del año 2016 y de las 1.249 de 2013, la mayor cifra de los últimos cinco años, según los datos del INE.

La evolución en Castilla y León es similar. Según la estadística del instituto, en 2018 adquirieron la nacionalidad española 2.953 residentes en la Comunidad Autónoma, más del doble que en el ejercicio anterior cuando culminaron este proceso 1.450 extranjeros, el 80% por razones de residencia.

Marroquí fue la nacionalidad más frecuente a nivel nacional

90.774 extranjeros residentes en España adquirieron la nacionalidad española en 2018, lo que supuso un aumento del 36,5 % respecto al año anterior. Las nacionalidades de origen más frecuentes de estos ciudadanos fueron las de Marruecos, Bolivia y Ecuador, la mayoría de ellos tenían entre 30 y 39 años y algo más de la mitad, el 53 %, eran mujeres. Unas nacionalidades de origen que coinciden en gran parte con los países de nacimiento más frecuentes de este colectivo, excepto en el primer puesto, que lo ocupa España donde habían nacido 17.256 de las personas a las que se les concedió la nacionalidad española el pasado año. De los 90.774 ciudadanos que adquirieron la nacionalidad española en 2018, en 25.315 casos la nacionalidad de origen era la de Marruecos, en 8.157 Bolivia, en 7.988 Ecuador, en 6.826 Colombia, en 4.933 República Dominicana, en 3.273 de Perú, en 2.684 de Cuba, en 2.504 de Paraguay, en 2.152 de Brasil y en 2.058 de Paquistán. Mientras que los principales países de nacimiento fueron España (17.264), Marruecos (15.409), Bolivia (7.279), Ecuador (7.066) y Colombia (6.751).