16 agosto 2022
  • Hola

La lucha de la justicia salmantina contra la tecnología

Los problemas en las videoconferencias en imagen, sonido y conexión hacen que algunos juicios sean eternos

11 may 2022 / 08:48 H.
Ver Comentarios

Pese a las bondades del expediente judicial electrónico en cuanto supone de ahorro de tiempo y de optimización del trabajo, se ha evidenciado que se precisa un sistema con mayor capacidad de transmisión de datos que evite tanto la actual lentitud del sistema como los continuos fallos de conexión y, que pese al tiempo transcurrido desde su implantación, siguen persistiendo y ralentizando el trabajo diario”, reza la memoria.

Tras atravesar una pandemia en que gran parte del trabajo ha sido telemático y que funcionarios, jueces, magistrados y fiscales han tenido que enfrentarse a una tecnología no preparada, el Ministerio de Justicia aún no ha dado una solución adecuada para acelerar el trabajo. En definitiva, la teoría no concuerda con la práctica.

“No puede ser que se tarde más en notificar al sistema una resolución o una sentencia que hacerla. Es inconcebible”, se queja el decano de los jueces salmantinos, Juan Rollán. A pesar de la última actualización del programa Minerva que ha mejorado los procesos, aún sigue siendo un sistema demasiado lento para el gran volumen de procesos que llevan los juzgados de Salamanca. En estos casos, también provoca protestas entre los jueces ya que las nuevas funciones de los programas no son ni explicadas a los funcionarios ni se conoce su utilidad de las nuevas funciones. “Las mayores deficiencias se observan en el sistema informático, con frecuentes paradas y caídas que obligan a dar constantes incidencias al centro de incidencias, especialmente por los magistrados”, se quejan desde la Audiencia.

Los problemas informáticos se acumulan en las dependencias judiciales. Entre los fallos del programa se quejan de la ausencia de una ‘plataforma de avisos’ para no obligar a que los funcionarios tengan que consultar en una agenda manual para saber cuándo ha llegado al destinatario las notificaciones o las distintas circunstancias que pueden darse en una subasta (tasas, días en que se debe pujar, plazos, etc...).

El mensaje de ‘error en el sistema’ es una situación a la que se han acostumbrado ya los funcionarios. Sucede con frecuencia en la cuenta de consignaciones donde la aplicación informática expulsa frecuentemente al trabajador del programa y el documento impreso del movimiento efectuado por el letrado de la administración de justicia no contempla la cuenta del destino lo que dificulta los controles de los expedientes.

En el proceso de las tecnologías también se encuentran las videoconferencias donde en demasiadas ocasiones se producen problemas para garantizar su óptimo funcionamiento tecnológico y su conectividad. Así exigen que se eviten los frecuentes problemas en el visionado de la imagen y la audición en el sonido. “Hay veces que se producen retrasos de una o dos horas por los problemas de conectividad y es un tiempo inútil perdido”, critica Rollán.

En este sentido, piden que para garantizar su disponibilidad se creen más salas de videoconferencias o puntos de acceso en todos los órganos judiciales, al ser frecuente que, cuando se señala un juicio u otro acto judicial, el juzgado que debe facilitar la conexión no tiene disponibilidad de Sala por tener ese día ocupado, lo que obliga continuamente a demorar los señalamientos, “con los consiguientes perjuicios para la Administración de Justicia”, critican en la memoria.

A la hora de grabar los procedimientos en el sistema ‘E-Fidelius’ se da la circunstancia de que cada vez que se abre una nueva actuación en el mismo procedimiento, es necesario volver a rellenar todos los datos de los intervinientes (vista tras la audiencia previa, nueva vista tras una suspensión, etc...).

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png