15 agosto 2020
  • Hola

Así tiene pensado limitar el movimiento la Junta cuando no haya estado de alarma

Igea aguarda a que el martes un decreto del Gobierno lo solucione, pero afirma que “hay herramientas para controlar el tráfico” que ya se barajaron a principios de marzo

05 jun 2020 / 10:43 H.

El gobierno de Castilla y León está convencido de que será necesario limitar la movilidad de personas entre distintas autonomías más allá de cuando termine el estado de alarma: previsiblemente, el 21 de junio.

Evitar que ciudadanos de otras autonomías -por ejemplo de Madrid- puedan volver a entrar en Castilla y León sin que la epidemia esté controlada es una de las obsesiones de la Junta y sin el estado de alarma no está claro que legalmente sea posible ‘frenar’ a un madrileño a la salida del túnel de Guadarrama.

El vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, reconocía ante los medios que “sí que existen instrumentos y hay formas para lograr el control del tráfico” aunque España no esté en estado de alarma. En todo caso, el líder de Ciudadanos instaba a “esperar a conocer el real decreto ley” que se aprobará el martes y en el que “se regulará cómo van a recuperar las comunidades sus competencias”.

A la espera de esa nueva ley, el ejecutivo regional parece tener un plan B preparado para limitar la movilidad entre provincias y, sobre todo, entre comunidades autónomas. “Ya habíamos hecho esta previsión en los momentos de duda sobre si se iba a aprobar el estado de alarma”, explicó Igea en referencia a la Ley de Salud Pública que, incluso, ya permitió a la Junta confinar a Miranda de Ebro al comienzo de la crisis. También sirvió para acordonar un hotel de Tenerife, parte del municipio de Haro o varias localidades costeras de Murcia. Eran cordones sanitarios bajo apercibimiento de fuertes sanciones económicas a quienes osaran traspasarlo.

Lo cierto es que existen serias discrepancias entre juristas sobre si la Ley de Salud Pública se puede estirar hasta el punto de blindar los ‘límites’ que separan dos comunidades o si fuera del estado de alarma es totalmente imposible prohibir la libre circulación.

La postura que desde hace semanas viene defendiendo la Junta es pedir la creación de “instrumento jurídico intermedio que limite la movilidad”. Esto es lo que se espera para el próximo martes: que el presidente, Pedro Sánchez, ponga las bases de un consenso entre autonomías y coordinado por el propio Gobierno de España en el que todas las zonas de España tendrían que ir de la mano.