14 agosto 2022
  • Hola

La joya románica salmantina, cerrada ocho meses para rescatar su interior

Arrancan las obras que mejorarán el interior de la iglesia de San Martín del siglo XII y que acabarán con los desprendimientos de las bóvedas, las goteras y la retirada de los elementos accesorios

28 jun 2022 / 19:34 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

La iglesia de San Martín cerró esta semana las puertas al culto y al turismo con motivo de la fase más ambiciosa de restauración que abarcará el interior de la joya románica, la parte más agradecida por turistas y visitantes ya que las dos anteriores se realizaron sobre la consolidación de las cubiertas.

El párroco del templo, Antonio Matilla, revela que esta actuación era “muy esperada”. “Las anteriores eran necesarias, pero no se ha podido ver nada ya que afectaban al soporte del templo. Era urgente y esperemos que compense los ocho meses que la tendremos cerrada”, detalla el sacerdote.

De hecho, esta será la fase más cuantiosa de todas las realizadas en los últimos años con un presupuesto de 381.490,54 euros dentro del Plan Románico Atlántico que lideran la Junta de Castilla y León, la Fundación Iberdrola, Santa María la Real y la Diócesis de Salamanca. Hay que recordar que la joya situada junto a la Plaza Mayor es la segunda que tiene mayor antigüedad de Salamanca del estilo románico tras la Catedral Vieja.

En primer lugar, la obra pretende eliminar toda la suciedad adherida por el paso de los años para dignificar el interior. Las últimas intervenciones han incidido en las cubiertas y el aspecto exterior pero no en elementos que se encontraban muy dañados. Por ejemplo, las bases de las columnas ennegrecidas, la pila bautismal con mal estado de conservación o el cielo raso de la parte sur de la iglesia en la que se observa el cañizo del techo debido a los múltiples desprendimientos. Este ámbito también afectará a los arcosolios y sepulcros que presentan tanto falta de limpieza como pérdida de mortero. Para adecuar la imagen del interior del templo con su valor histórico artístico, también se plantea la retirada de los altares modernos.

En segundo lugar, los trabajos pretenden eliminar los desprendimientos y los restos de escorrentía frutos de las humedades. Para ello, se inyectará cal y mortero en las fisuras en las que no se hubiera intervenido antes. Previamente, se han realizado diez catas autorizadas por Patrimonio en los capiteles para descubrir el estado, la composición y la posible datación para la toma de decisiones sobre su conservación. También se planteará la recuperación de huecos antiguos, actualmente cegados en la nave de la epístola, así como aquellos elementos decorativos originales que sean susceptibles de recuperarse.

La iluminación será otra de las claves importantes con la mejora de la instalación eléctrica y la iluminación. En ambas, se priorizará evitar el impacto sobre el patrimonio con diversas técnicas de ocultación y luces led de ahorro.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png