20 enero 2022
  • Hola

La joven acogida en Salamanca que sufrió un secuestro, el asesinato de su marido y un robo: “Por fin mis hijos pueden salir a la calle sin que les pase nada”

La mujer vivió todas estas escenas en Venezuela, su país natal, donde ejercía como docente universitaria

08 dic 2021 / 11:03 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Una historia de película. Así es la vida de esta joven venezolana que prefiere guardar su anonimato para este reportaje.

El pasado sábado, 4 de diciembre, cumplía dos años en España después de haber tenido que emigrar desde Venezuela tras unos hechos violentos que tuvo que vivir en sus propias carnes. En poco más de dos años sufrió un secuestro en su casa con robo incluido. Los delincuentes torturaron a su padre y con ella ‘tuvieron piedad’ al verla con sus dos niños pequeños en brazos. No quedó ahí la cosa, poco después de este primer suceso, su pareja y padre de los niños fue asesinado. Estos hechos terminaron con una incursión en su propia vivienda de policías y funcionarios del gobierno venezolano que se llevaron todo lo que había dentro de la casa. “Nunca estuve de acuerdo con el régimen del país y eso me ha llevado a pasar momentos como este pero me siento orgullosa de ello. Sigo sin ver bien lo que hace el Gobierno allí”, señala.

Debido a todos estos sucesos trágicos, esta joven venezolana tuvo que emigrar, primero a Perú, donde no le fue bien, y más tarde a Chile, pero allí tuvo problemas diplomáticos con sus hijos. Finalmente “apareció un ángel de la guarda en el mes de diciembre de 2019” que le ayudó y le prestó el dinero necesario para poder llegar a España con sus niños.

Al llegar a Salamanca, el Ayuntamiento le prestó ayuda durante siete meses en los que compartió piso con otra familia. También le aportaban la comida necesaria para alimentarse. “Ese tiempo fue sobre todo de tranquilidad y de reencontrarme con mis hijos que llevaba un tiempo sin verlos. Además, mi hijo tiene autismo y en ese tramo sin mi lo pasó bastante mal. En esos meses volví a sentir paz en mi cuerpo y a estar relajada sabiendo que no me iba a pasar nada. Estoy muy agradecida al Ayuntamiento de Salamanca”, asegura esta joven venezolana.

Ha pasado por varios puestos de trabajo como teleoperadora o de comercial en varias empresas. En la actualidad se encuentra empleada, pero a pesar de ello sigue siendo beneficiaria del Banco de Alimentos ya que cumple los requisitos para obtener estas ayudas. “Hace tres meses llegaron mis padres a España y con esto puedo ofrecerles comida sin problemas”, añade.

En su país natal ejerció como docente universitaria durante diez años y busca homologar sus títulos aquí en España para poder “superarse profesionalmente”. “La prioridad ahora mismo para mi son mis hijos. Por fin pueden salir a la calle y yo estoy tranquila de que no les va a pasar nada y que están seguros. Es algo que ya estoy viviendo aquí, y a partir de ahí busco desarrollarme yo a nivel personal. Gracias a Dios estamos vivos y podemos seguir luchando”, concluye.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png