14 octubre 2021
  • Hola

La innovadora camilla ‘made in Salamanca’ para salvar vidas en el medio acuático

La Universidad Pontificia lanza una patente para minimizar riesgos ante una posible lesión medular

18 sep 2021 / 08:03 H.

“Saber que puedes ayudar a alguien el día de mañana y evitar que se quede en una silla de ruedas es de lo más emocionante”. Con estas palabras describe Sergio López el ambicioso proyecto que se ha puesto en marcha desde la Universidad Pontificia de Salamanca, uno de los patrocinadores del IV Torneo de Golf de LA GACETA.

El profesor titular del Grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte ha creado junto con un alumno un material para ayudar a todas aquellas personas que puedan sufrir un traumatismo en espacios acuáticos, ya sea en un playa, un lago o un río.

En concreto, el prototipo de nombre CARLEM (Camilla de Rescate para Lesionados Medulares) persigue un claro objetivo: minimizar riesgos ante una posible lesión medular. “Lo que hemos diseñado es una camilla para una moto de agua en la que dentro de la propia camilla están todos los elementos integrados para hacer un rescate normal pero también para socorrer a aquellas personas que tienen un accidente por una zambullida o por un golpe”, relata.

Y es que, tal y como explica el profesor, en España se producen en torno a unos 1.000 casos al año de lesiones medulares, según los datos del Ministerio del Interior. Un alto porcentaje de ellos son producidos como consecuencia de zambullidas al agua y las estadísticas apuntan a que las lesiones cerebrales en la infancia se triplican durante los meses de verano. Por ello, todas las acciones en socorrismo requieren de presteza, un término que se acuña en salvamento y que hace alusión a la necesidad de actuar con rapidez pero con mesura. Cada movimiento tiene sus consecuencias.

Así, este material no solo cuida al milímetro la posición en la que se coloca la víctima, sino también otros aspectos que pueden incidir mucho en su futura evolución. “En las últimas investigaciones hemos sabido que uno de los principales enemigos en este tipo de accidentes es la hipotermia. Cuanto más tiempo permanezca el afectado en el agua más frío va a pasar y ello perjudica sustancialmente a su estado. Es decir, con este material le damos un plus de calidad que no existe en el mundo”, afirma Sergio López. Prueba de ello es que el pasado mes de julio les fue concedida la patente tras cuatro años de arduo trabajo en este proyecto nacido en la Universidad Pontificia de Salamanca pero en el que también han participado investigadores de la Universidad de Vigo, de A Coruña y de Santiago de Compostela.

“Antes de trabajar como profesor en Salamanca he sido socorrista acuático, patrón de embarcaciones de salvamento y luego monté mi propia empresa sobre salvamento y socorrismo en Cataluña. Estuvimos en municipios importantes como Calella de Mar o Santa Susana, tanto en playas como piscinas, y ahí es donde vi la necesidad de crear un material para todo este tipo de intervenciones”, concluye Sergio López.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png