Borrar
La facilidad de la EBAU hace que los alumnos andaluces tengan mejores notas. ARCHIVO
La injusta EBAU dispara la admisión de jóvenes andaluces en Medicina

La injusta EBAU dispara la admisión de jóvenes andaluces en Medicina

Han subido un 11% respecto a 2021 | El ‘coladero’ de la EBAU en esa región les permite tener cinco veces más admitidos que Castilla y León, superada también por Canarias y Extremadura | Los castellanos y leoneses se mantienen en el 7,5% de cursos pasados

Lunes, 25 de julio 2022, 23:17

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Uno de cada tres estudiantes admitidos en el primer curso del grado en Medicina de la Universidad de Salamanca procede de la Comunidad Autónoma de Andalucía, donde la facilidad de su EBAU hace que los alumnos tengan notas más altas, aunque según el informe PISA (Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes), están a la cola en resultados académicos.

El porcentaje es mucho mayor que el registrado en años pasados, de manera que han pasado de suponer el 25% del total de admitidos a alcanzar casi el 36%, mientras que los estudiantes de Castilla y León siguen representando poco más del 7,5%.

Año tras año se repite la misma historia: los estudiantes de Andalucía se preinscriben en el grado en Medicina de la Universidad de Salamanca, además de en las universidades andaluzas y de otras comunidades, y copan las plazas de la institución salmantina en el primer listado al tener unas notas muy elevadas gracias a una menor exigencia en sus exámenes, según denuncian año tras año los alumnos, padres y autoridades educativas de Castilla y León.

Muchos de estos alumnos andaluces que acaparan las plazas de Medicina de Salamanca en su primer listado no llegan a formalizar su plaza o anulan la matrícula cuando en los siguientes listados de las facultades de Andalucía o de otras regiones aparecen incluidos, sin embargo, su gran número en este primer listado desplaza a los estudiantes de Salamanca, así como del resto de provincias Castilla y León, que se ven obligados a matricularse en otra titulación u otra universidad a la espera de que las notas de corte bajen para poder entrar en el grado del Estudio salmantino, con el consiguiente trastorno que este “baile” tiene para las familias, que incluso pierden dinero en reserva de plazas en centros privados o en alojamientos en otras ciudades.

Otras comunidades

Este año destaca especialmente la presencia de los admitidos de Andalucía, pero sigue siendo también muy elevada la de jóvenes de Canarias y Extremadura, un 10% y un 8%, respectivamente, aunque en el caso de los extremeños se produce un descenso de 7 puntos. Juntos, los estudiantes andaluces, extremeños y canarios —las tres comunidades con peores resultados en PISA— copan el 53% de las plazas del primer listado de Medicina de la Universidad de Salamanca en el que los alumnos de Castilla y León solo suponen el 7,5%, prácticamente el mismo porcentaje que en años pasados.

El número de admitidos de Castilla y León, delos que la mitad son de Salamanca, es similar a la cifra de jóvenes que entran por la UNED (7%), en la mayor parte de los casos estudiantes extranjeros, y los procedentes de Castilla-La Mancha (7%) y Madrid (6,72%).

En el resto de comunidades la cifra ya está muy por debajo: de Galicia llegan el 3,36%, un 2,69% del País Vasco y se sitúan en torno al 2% los de Murcia y Comunidad Valenciana, aunque hay admitidos también procedentes de Asturias, Cantabria, Aragón, Islas Baleares, Navarra, Cataluña y La Rioja.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios