04 marzo 2021
  • Hola

La historia de este joven salmantino. ‘Colgado’ en Edimburgo por culpa de la nueva cepa del virus

Alberto M.V. planeó volver a España el lunes vía Lisboa, pero esa noche Portugal prohibió entrar a no residentes y se quedó en tierra. Pasará la Navidad solo en Escocia

Alumno de 3º de Matemáticas, el estudiante salmantino Alberto M.V. está pasando este curso en Edimburgo (Escocia) con el programa de movilidad Erasmus. La variante de la cepa del COVID-19 ha provocado que se quede “colgado” en la ciudad escocesa a las puertas de la Navidad. “En un principio no tenía intención de volver a casa por estas fiestas, tenía dudas por si tenía problemas para regresar por el tema del Brexit, pero luego vi que todos se iban a ir, así que pensé que me iba a ir bien volver a casa y desconectar un poco y hace tres semanas empecé a buscar vuelos”, explica el joven universitario.

La búsqueda del viaje de vuelta no fue fácil. “Cuando me puse a mirar los vuelos eran muy caros y las combinaciones muy malas, con escalas, así que decidí regresar por Lisboa y que allí me recogieran para volver en coche y no tener que utilizar más transportes públicos”, comenta y hace hincapié en que cuando miró las restricciones no tenía problema para viajar, ni siquiera le exigían una PCR para llegar por avión a Portugal si era ciudadano europeo. De hecho, asegura que una amiga suya voló dos días antes al mismo destino sin problema.

Pero la variante de la cepa del COVID-19 hizo disparar todas las alarmas el pasado fin de semana y el domingo Portugal decidió cerrar sus fronteras. “No sabía nada, fui a embarcar y cuando me pidieron el pasaporte y vieron que era español me dijeron que no podía subir al avión”, recuerda el joven salmantino quien reconoce que en ese momento comenzó a preguntar una por una a todas las compañías del aeropuerto para ver si alguna tenía un vuelo, pero no tuvo suerte. “El panorama era desolador, en las pantallas aparecían la mitad de los vuelos cancelados”, recuerda. Todos sus planes saltaron por los aires. “Mis padres están tranquilos, porque saben que estoy bien, pero estaban ilusionados de que volviera y ahora la situación se ha complicado”, cuenta Alberto que ya da por perdida la Navidad. “La pasaré solo, me da miedo estar con más gente, contagiarme y no poder ir a España”, confiesa.

Ahora mismo tiene un vuelo para regresar el sábado, 26 de diciembre, pero tiene que tener una PCR negativa a tiempo y asegura que no es una tarea sencilla. “No conseguía encontrar cita para hacérmela hasta el 27 de diciembre y el vuelo que había era para el 26 de diciembre, menos mal que al final logré un hueco para hoy, eso sí, por 165 euros”, explica y reconoce su miedo a que no le llegue a tiempo el resultado de la prueba o que sea positiva, aunque es complicado pues al llegar a Edimburgo, después de pasar los quince días en cuarentena que exige Escocia, se contagió y pasó otras dos semanas encerrado.

Una situación muy complicada que, sin embargo, no ha arruinado su Erasmus. No se plantea renunciar a la estancia en Edimburgo porque considera que “la experiencia en conjunto es positiva”. Ahora cruza los dedos para que todo salga bien y el sábado pueda reencontrarse con su familia.

Ver Comentarios
Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png