22 enero 2021
  • Hola

La estación de bus modernizada se pagará durante años con cargo a los presupuestos

Fomento abonará a Somacyl 6,8 millones por la rehabilitación del edificio

Los presupuestos de la Junta para 2021 incluyen una partida de más de 6,8 millones para pagar las obras de la estación de autobuses durante 25 años, con una reserva de 278.043 euros el próximo ejercicio. La Consejería de Fomento y Medio Ambiente abonará así a Somacyl (Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León), que fue quien se encargó de este proyecto de modernización, las obras de reforma que se han prolongado desde 2018 hasta 2020 para lograr su puesta a punto al 100%.

Con esta fórmula de pago, la reforma de la estación de autobuses de Salamanca superará, finalmente, la inversión de 4,2 millones de euros prevista inicialmente, una cantidad a repartir tanto entre la Consejería de Fomento, como el Ayuntamiento y las empresas concesionarias.

Las obras de la estación de autobuses comenzaron en enero de 2018, tras largos años de espera para estar incluidas en las cuentas de la Junta. En 2004 el Gobierno regional, junto con el Ayuntamiento y los empresarios que gestionaban la estación hablaron de convertir el edificio, que tiene el acceso para los viajeros en la calle Filiberto Villalobos, en un nuevo Vialia.

En 2008 apareció una partida en los presupuestos de la Junta, de solo 300.000 euros, pero con dinero suficiente para impulsar las obras en años sucesivos.

No fue así y en 2010 se consignaron 5,8 millones para las estaciones de Ávila y Segovia. Y aunque parecía que aquel año iba a darse el primer empujón a las obras de modernización, aquella partida desembocó solo en noticias positivas para los abulenses.

Obra muy deseada y muy reclamada por ciudadanos de a pie, pero también por las formaciones políticas y las instituciones salmantinas, la modernización de la estación de autobuses emprendida en 2018 ha seguido trayendo de cabeza a toda una vez que el grueso de la obra nueva estuvo en servicio.

Entre las actuaciones que se realizaron para rematar la remodelada infraestructura se incluyeron un tratamiento para evitar que el suelo resbalara, que era peligroso tanto para los viajeros como para los conductores de los autobuses y el resto del personal de la estación.

También aparecieron goteras, por lo que a principios de 2020 la Junta tuvo que pedir a la empresa que las arreglara. Las fugas de agua se debían a las perforaciones que se realizaron para la instalación de los diferentes elementos de los sistemas de ventilación y climatización en la cubierta.

El vandalismo ha sido, además, otro problema constante en la remodelada estación de autobuses. Los más incívicos suelen provocar a menudo desperfectos en las instalaciones, aunque desde la reforma, la mayoría de las incidencias se están detectando en los cuartos de baños, con destrozos y robos de material. Un hecho ante el que la gerencia de la estación apuntó que la única medida era intentar aumentar la vigilancia de las zonas más comprometidas.

Una de las últimas actuaciones en la estación de autobuses fue la colocación de una pantalla interior para indicar a los viajeros las dársenas a las que debían acudir para viajar hacia el destino indicado en sus billetes. Los pasajeros reclamaron la pantalla porque se sentían desorientados.

Ver Comentarios
Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png