15 agosto 2020
  • Hola

La espectacular transformación de la calle Zamora en vía verde

La comisión europea cofinanciará el proyecto Life del Ayuntamiento para convertir en una vía verde el tramo urbano ruta de la Plata

16 jun 2020 / 14:47 H.
    Cargando reproductor ...

La comisión europea cofinanciará el proyecto Life del Ayuntamiento para convertir en una vía verde el tramo urbano ruta de la Plata. Es un proyecto de 3 millones de euros de los que la la Unión Europea aporta el 55 %. Supone la plantación de miles de árboles arbustos nuevos ecosistemas y recuperación de fauna en un Navia que atraviesa la ciudad. Se ejecutará en 40 meses y afecta entre otras calles a Gran Capitán Torres Villarroel calle Zamora San PabloPuente Romano.

El proyecto consiste en transformar en un corredor verde la Vía de la Plata a su paso por el término municipal de Salamanca, con una longitud total de 11,2 kilómetros. La superficie total de actuación son 261 hectáreas, divididas en seis zonas piloto con características ambientales y urbanas muy diferentes.

La primera zona abarca el camino rústico en Las Galanas y el sector Botijas (1.067 metros); la segunda zona comprende la calle de las Hermanas Fidalgo Morales, Gran Capitán, el Paseo del Doctor Torres Villarroel y la Puerta de Zamora (1.518 metros), la tercera zona abarca la calle Zamora, calle San Pablo y Paseo de San Gregorio (1.479 metros), la cuarta zona transcurre por el Puente Romano, el parque Elio Antonio de Nebrija y el parque Miguel Delibes (679 metros), la quinta zona recorre la vaguada del arroyo Zurguén (1.681 metros) y la sexta zona comprende el sector Los Claudios, la conexión con la Red Natura 2000 a través del Cordel de Miranda y los corredores secundarios hasta el término municipal de Arapiles en La Pinilla (4.837 metros).

A lo largo de todo el recorrido se llevarán a cabo más de cuarenta tipos de actuaciones directas divididas en cuatro temáticas: flora, fauna, agua y patrimonio. En total, se plantarán más de 4.500 árboles y más de 107.000 arbustos, con abundante plantación de especies propicias para la adaptación al cambio climático en calles como Gran Capitán, Torres Villarroel o la calle Zamora; se crearán calles peatonales con mayor vegetación y muros verdes; se promoverán oasis de fauna en determinados jardines de la ciudad y solares; así como la creación de 156 nidos y refugios naturales para recuperar especies autóctonas del río Tormes.

Al mismo tiempo, se probará una experiencia piloto a través de estaciones de monitorización basadas en sensores tecnológicos e inteligencia artificial para aportar datos, correlaciones, previsiones y recomendaciones frente a eventos y escenarios actuales y futuros en torno a la calidad del aire y usos del suelo, entre otros parámetros.

Con su ejecución, junto a los restantes programas y planes que ya están en marcha, el Ayuntamiento de Salamanca quiere consolidar la senda pionera hacia un nuevo modelo de ciudad que utilice los beneficios que la naturaleza aporta a los ciudadanos con una mejor calidad del aire, espacios más saludables y la recuperación de la biodiversidad urbana. En definitiva, espacios urbanos para vivir de forma más segura y confortable, y donde poder relacionarse mejor.