31 marzo 2020
  • Hola

La Diócesis de Salamanca, pendiente del Gobierno por la “x” y el régimen fiscal

El acuerdo de PSOE-Podemos pretende cambiar la relación Iglesia-Estado

21 feb 2020 / 20:28 H.

Cada campaña electoral el PSOE utiliza el mismo mantra: eliminar la casilla de la Iglesia en la Declaración de la Renta, el pago del IBI, apartar del currículo la asignatura de la Religión Católica y la elaboración de una lista de bienes inmatriculados pertenecientes a la Iglesia católica para proceder a su recuperación.

El primer paso dado por el Gobierno lo formalizó en el acuerdo de PSOE-Podemos con el apretón de manos entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el vicepresidente, Pablo Iglesias, quienes señalaban que la asignatura de Religión Católica será “de carácter voluntario para los estudiantes, sin que haya una asignatura alternativa ni la nota académica sea computable a efectos académicos”.

Esta medida, aún en proceso, ya levantó las voces de los profesores de Religión de Salamanca y de la propia Diócesis a través del delegado de Enseñanza, Rafael Blanco, que aseguraba que de llevarse a cabo se “vulnerarían los derechos” recogidos tanto en la Constitución como en los acuerdos España-Santa Sede.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, recuperó el miércoles el viejo mantra de que la Iglesia comience a pagar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), al igual que sucede en otros países como en Francia e Italia. Esta situación ya la asumió la anterior titular de Justicia, Dolores Delgado, en la que restringía este cobro a los bienes de la Iglesia que no estén dedicados al culto o a un fin asistencial, la minoría.

En el mismo sentido, Calvo también señala que se está trabajando en la elaboración de un listado con los bienes inmatriculados por la Iglesia Católica, registrados a su nombre, pese a carecer de los títulos de propiedad, para posteriormente proceder a la recuperación, como sucede en la polémica de la Catedral- Mezquita de Córdoba.

Sin embargo, quizás la demanda que más veces ha aparecido en un programa electoral del PSOE ha sido la eliminación de la casilla de la Iglesia en la Declaración de la Renta. A pesar de que en el año 2006 ya se reformó para retirar la aportación directa del Estado y aumentar la contribución a través de la “X” del IRPF, el diputado socialista Antonio Hurtado ya aseguró la necesidad de avanzar hacia la “aconfesionalidad” eliminado tanto la asignación tributaria del 0,7% en el IRPF como las excepciones y bonificaciones fiscales contempladas en los Acuerdos Iglesia- Estado. No obstante, por el momento Calvo tan solo se ha posicionado en una entrevista realizada en la Cadena Ser en la que aseguraba que “había que reflexionar sobre este asunto”.

Por el momento, la vicepresidenta, encargada de las relaciones con la Santa Sede y que se ha reunido con el nuncio apostólico en España, Bernardito Auza, ya ha anunciado que mantendrá un encuentro con el presidente de la Conferencia Episcopal que sustituya a Ricardo Blázquez en la Asamblea Plenaria que se celebrará durante los primeros días de marzo para analizar la fiscalidad.