23 agosto 2019
  • Hola

La desconexión digital de las comarcas de Ledesma y Campo Charro y en la frontera

Son las zonas de la provincia donde la cobertura de internet de más de 30 megas es casi inexistente

18 jul 2019 / 22:08 H.

El nombre de la “España vaciada” ha ganado enteros en los últimos tiempos entre los políticos y los medios. Una denominación que también podría cambiarse por la de “España desconectada” a la vista de los últimos informes oficiales. Estos territorios, que abundan en la provincia salmantina, son los que presentan el mayor retraso tecnológico, ya que las operadoras que ofrecen los servicios muestran escaso interés en llevar hasta allí internet de calidad, necesario para facilitar que empresas y habitantes se asienten en la zona. En el caso de Salamanca, las comarcas que presentan un mayor déficit son las situadas junto a la frontera con Portugal, además de las del centro de la provincia: Campo Charro y Ledesma.

El estudio anual elaborado por la Secretaría de Estado para el Avance Digital muestra que en estos puntos de Salamanca la cobertura de tecnologías de redes fijas de internet es prácticamente inexistente para velocidades de 30 o más megas. La peor situación la viven las comarcas de Ledesma y el Campo Charro, junto con parte de la de Vitigudino, donde ningún habitante, salvo las cabeceras de comarca, cuentan con cobertura de al menos una empresa. La situación es ligeramente mejor en la zona de frontera, ya que en algunas localidades de mayor tamaño sí disponen de la tecnología, aunque no en todos los casos da servicio al 100% de la población.

El problema de la provincia se asemeja al que sufre Castilla y León. Al contar con muchas zonas con escasa población en el medio rural, el interés de las operadoras privadas por llevar internet con velocidades altas a los hogares desciende considerablemente. De hecho, el porcentaje de salmantinos con acceso a redes fijas de 30 o más megas de velocidad está por debajo de la media nacional. El 75,84% de la población de la provincia está cubierta, según el informe ministerial, casi diez puntos por debajo de lo que ocurre en el conjunto nacional.

La mayoría de los trabajos que han realizado las empresas hasta ahora se han concentrado en la capital y el noreste de la provincia, donde se concentra buena parte de la población. También se han interesado por las cabeceras de comarca, así como por municipios de la Sierra, de cuentan con un gran atractivo turístico. Para intentar acabar con este déficit, la Diputación está preparando un plan para llevar velocidades de 30 megas a los ayuntamientos de la provincia que no tienen acceso a este tipo de tecnologías y del que se podrán beneficiar los vecinos. Un paso intermedio ante la falta de interés de las operadoras en las zonas rurales.

Más retraso con los 100 megas. La cobertura de redes fijas de velocidades de 100 megas o superiores está aún más lejos de la media nacional y la brecha continúa ampliándose. Si a mediados de 2017 la distancia con el porcentaje de población cubierta en España era de 13 puntos de diferencia, ahora son casi 15, del 65,69% de Salamanca al 80,87% del conjunto de España.