03 abril 2020
  • Hola

La compraventa de viviendas en Salamanca cierra 2019 con el mejor dato de la década

Rompe la tendencia nacional y experimenta un crecimiento del 2,8% con un total de 2.808 inmuebles vendidos

17 feb 2020 / 07:53 H.

Salamanca experimentó un nuevo crecimiento en la compraventa de viviendas facilitada ayer por el Instituto Nacional de Estadística, correspondiente a diciembre del pasado año. Fueron un total de 167 viviendas, el peor dato de todo el ejercicio, pero sin embargo, sirve para cerrar el mejor año de la década, con el sexto al alza.

En concreto, el volumen total de operaciones de compraventa realizado durante 2019 fue de 2.808 viviendas, lo que supone 78 más que el año anterior, para una subida global del 1,87%. Unos datos sensiblemente mejores que la media nacional, puesto que en el conjunto del país se produjo un descenso del 3,3%.

Los expertos señalan a dos factores principales como desencadenantes de dicho frenazo en toda España: el impacto de la nueva Ley Hipotecaria y la inestabilidad política de los últimos meses del año 2019. Los técnicos del sector ya habían advertido del reajuste que se está produciendo en el sector inmobiliario y, concretamente, en el residencial en todo el país.

En el caso de Salamanca, además, el dato de diciembre fue el peor en ese mes en toda la década, incluso peor que las cifras de 2011. Sin embargo, el conjunto de operaciones durante todo el año mantuvo el crecimiento sostenido experimentado desde 2013, con la mejoría de la economía.

Desde ese ejercicio se han encadenado constantes subidas hasta situarse cerca de las 3.000 viviendas vendidas, algo que no se logra desde el año 2010. Los motivos de este crecimiento sostenido, según Javier Tamames, presidente a Aconsa (Agrupación Empresarial de la Construcción y Servicios Auxiliares de Salamanca), con las “autopromociones, la construcción de viviendas unifamiliares en el cinturón metropolitano de Salamanca, así como inmuebles a través de cooperativas”. De ahí que también se haya experimentado un notable crecimiento en la venta de vivienda nueva, un 13,2% más que en 2018.

En concreto, durante 2019 se vendieron 409 inmuebles nuevos, por los 361 del ejercicio de 2018. Sin embargo, la vivienda de segunda mano fue mayoritaria, con 2.399 pisos, por los 2.369 de 2018. La vivienda protegida sí experimentó un descenso, pasando de 315 inmuebles a 296.

Las perspectivas para 2020 son de mantenimiento en el número de operaciones, según Tamames, “con mínimas variaciones, tanto al alza como a la baja”. Eso sí, el descenso que se ha producido en el conjunto del país tendrá su repercusión en Salamanca a medio plazo. “Cuando en las grandes ciudades como Barcelona o Madrid se produce alguna variación, ésta repercute en Salamanca pasados los dos o tres años”, apunta.

Donaciones y herencias. Durante el pasado año 2019 en Salamanca se donaron 29 viviendas (4 menos que en 2018), mientras que se transmitieron por herencia 1.352 inmuebles, casi 20 más que un año antes. Por último, 2019 registró un mínimo incremento en el número de fincas rústicas (372) respecto a 2018 (369), mientras que hubo un descenso significativo en el número de solares transmitidos (de 67 a solo 55).

PALABRAS CLAVE