24 noviembre 2022
  • Hola

La Catedral desplaza a la Plaza Mayor como eje central de la Semana Santa

La mayoría de hermandades evita el ágora debido al bullicio | Solo 10 de los 23 desfiles pasan por la Plaza | Rosario lo descarta en su estreno así como Franciscana

30 mar 2022 / 11:05 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

El paso por la Catedral se ha convertido en imprescindible durante la Semana Santa. Ya sea como inicio de los desfiles —este año saldrán por primera vez Perdón y Vía Crucis—, como entrada para realizar estación de penitencia ante el Santísimo Sacramento en el interior o como discurrir de las procesiones dentro del recorrido. La basílica se ha convertido en uno de los ejes imprescindibles de la Pasión salmantina, en detrimento de la Plaza Mayor. Solo diez de los 23 desfiles que completan la Semana Santa desde el Viernes de Dolores hasta el Domingo de Resurrección mantienen su itinerario por la Plaza Mayor, cuando antes era un “rara avis” la cofradía que no pasaba por el ágora.

De las nuevas cofradías, tan solo la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Despojado decidió cambiar su recorrido inicial en 2019 para insertarse en la Plaza Mayor. Ni la Cofradía Penitencial del Rosario, que se estrenará este año el Sábado de Pasión, ni la Franciscana, con su primera procesión en 2017 han optado por el ágora. La razón fundamental que dan las cofradías es que el monumento se ha convertido en un lugar de paso para los turistas y la hostelería, alejado del clima penitencial de una tarde como la del Jueves o el Viernes Santo. De hecho, esta fue la razón principal que llevó a la Congregación de Jesús Rescatado o al Cristo Yacente de prescindir de la Plaza y, en cambio, llegar o salir de la Catedral.

2022 ahondará más en este acercamiento hacia la zona de la Catedral, en detrimento de la Plaza Mayor. La Seráfica Hermandad de Nazarenos del Cristo de la Agonía no pasará por el monumento y dejará el Jueves Santo sin procesiones por primera vez en el corazón de la ciudad, ya que tanto Amor y Paz como el Vía Crucis, que cambió su itinerario en 2018, ya no pasaban por el monumento.

No obstante, sigue manteniendo parte de su protagonismo sobre todo en aquellas procesiones que concentran un mayor número de personas y que es seña de identidad de sus cofradías. La Plaza Mayor tendrá que esperar hasta el Domingo de Ramos para ver pasar el primero de los conjuntos escultóricos con “La Borriquilla”. Al filo del mediodía se espera que el monumento se llene tanto por la mañana para ver el grupo escultórico realizado por Carlos Guerra como el paso de la Virgen de la Caridad y Jesús Despojado cuando concluya la tarde de Ramos. En ambas procesiones, la Catedral mantendrá su protagonismo porque acogerá tanto la salida como la estación de penitencia ante el Santísimo Sacramento de las bellas imágenes realizadas por Zafra. Desde la salida de Jesús Flagelado la noche del Miércoles Santo hasta la de la Hermandad Dominicana desde San Esteban habrá procesiones en la calle, pero su cruz de guía no verá los medallones. Sí se mantiene como protagonista tanto el Viernes Santo como el paso de La Soledad, en uno de los momentcentrales de la Semana Santa con el canto del ‘Ave María. También será el colofón de la procesión más larga de la ciudad de la Hermandad del Silencio desde Pizarrales o como parte del recorrido de vuelta de las imágenes de Jesús Resucitado y la Virgen de la Alegría de vuelta a la capilla de la Vera Cruz. La Catedral también ha ‘robado’ en los últimos años el protagonismo a la Plaza en El Encuentro, que durante muchos años se celebró en el ágora, pero que pasó a celebrarse en la Catedral.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png