29 junio 2022
  • Hola

Juan José Pereña: “La Fiscalía hay que centrarla, tarde o temprano, en la investigación de delitos”

17 may 2022 / 18:01 H.
Ver Comentarios

Renovado en su cargo, el fiscal jefe considera inevitable que ellos acabarán asumiendo la instrucción de los procedimientos, en lugar de los jueces. También aboga por la mediación para aliviar la carga de la justicia

Juan José Pereña va a repetir durante los próximos cinco años como fiscal jefe de Salamanca. Una labor que califica como una experiencia distinta porque se ve la carrera fiscal desde otro punto de vista.

–Muy complicado. Con la implantación del expediente digital, la transformación de la secretaría en la oficina fiscal y la pandemia. Los más difíciles de gestionar han sido el expediente y la pandemia, aunque son dos cosas distintas. Con la pandemia he tenido la suerte de contar con una plantilla y oficina fiscal magnífica y hemos podido mantener un ritmo de trabajo para dejar la Fiscalía al día.

–Ha mejorado pero sigue habiendo muchas caídas. Cada vez que hay una actualización del sistema, temblamos, porque algo falla. ¿Cuál es el problema? Si se quiere hacer un expediente digital en condiciones, que tiene ventajas, hay que poner medios tecnológicos. Pero a la justicia nunca llega un duro de nada y nos quedamos a medias. Otro problema es que existen varios sistemas en España. El territorio del Ministerio tiene el suyo y las comunidades transferidas otros. Hemos tenido problemas de conexión en juicios porque los sistemas eran incompatibles.

–¿Confía en que en los próximos cinco años mejore?

–No confío en todo lo que dependa de la política. Espero que siga mejorando, pero eso requiere inversión y no creo que se invierta mucho en justicia. Como funciona, no invierten. La justicia, la sanidad o las Fuerzas Armadas funcionan por el voluntarismo y vocación de los que trabajan allí, que se adaptan a los pocos medios que tienen. No protestamos demasiado, sino que tiramos hacia delante. Por eso no ven necesario un esfuerzo inversor. Nosotros estamos mal, pero que haya falta de medios en sanidad después de lo que hemos pasado, me parece terrible.

–¿Qué más retos se marca?

–Procurar trabajar con la mayor rapidez posible, dentro de las posibilidades que tenemos. Seguir luchando contra la violencia de la mujer, que existe, y mantener la buena coordinación entre la Fiscalía y los juzgados.

–¿Cree que con los nuevos actores políticos la lucha contra la violencia de género va a ser menos prioritaria?

–Habrá que esperar. En Castilla y León gobiernan dos partidos en coalición. En el Gobierno central hay también una coalición, que lleva más tiempo, y hay discrepancias. Vamos a ver cómo se comporta la coalición en Castilla y León. Hay dos partidos con dos conceptos distintos sobre la violencia de género. Supongo que alguno tendrá que ceder en sus pretensiones. No obstante, la justicia va a seguir trabajando igual. El Código Penal está ahí y los juzgados sobre la violencia de la mujer también.

–Se anuncian cambios de calado en la justicia. ¿Los ve con esperanza o preocupación?

–Me preocupa que los cambios se hagan con una redacción de la ley a la que no se le dote de los medios necesarios, que se quede en papel mojado y a mitad de camino como el expediente digital. El sistema Fortuny, por ejemplo, ha dejado de evolucionar. Todos los años recogemos fallos, como que no incluye determinados recursos. Quejas de hace 4 o 5 años pero que el Ministerio no ha solucionado.

–¿Es de la opinión de que en España se litiga demasiado?

–La comparto. Probablemente se deba a la falta de una cultura o un sistema de mediación o arbitraje que solucione problemas que podrían arreglarse entre las partes con un árbitro, con alguien que intente acercar posturas para que las partes lleguen a un arreglo y se plasme en un documento con fuerza ejecutiva.

–¿Qué asuntos podrían evitarse que llegarán a la justicia?

–La práctica totalidad de los delitos leves podrían resolverse con una petición de perdón del que ofende al ofendido. O unas lesiones leves en las que se llega a un acuerdo indemnizatorio. Suponen un ahorro en recursos y especialmente en tiempo. Supondría liberar a los jueces de instrucción de varios días de vistas orales que podrían dedicar a su función principal, que es instruir los procedimientos.

–¿Tantos litigios ralentizan a la justicia y restan valor a la propia justicia?

–Es que es menos justicia, aunque no solo por esto. También por la utilización de los recursos a lo largo del procedimiento. Hay casos en los que cada resolución del juez es recurrida. Pueden atascar el juzgado y la Audiencia. Un recurso de apelación se tarda en resolver seis u ocho meses y el procedimiento sigue ahí. Si juntas cuatro o cinco recursos en un procedimiento, sumas años. La fiscalía no recurre salvo que haya una causa flagrante de recurso. La ley es así y no se puede hacer nada.

–¿Es fácil perseguir los delitos informáticos?

–La Policía Nacional y Guardia Civil tienen sus secciones de delitos informáticos que en general funcionan bastante bien. Lo que pasa es que se trata de un mundo muy complejo, en el que los delincuentes van siempre por delante. Por eso hay que dotar de medios a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Hay que tener en cuenta que internet deja huella en todo. Es verdad que hay expertos que no la dejan, pero cualquier ciudadano deja más huella cada vez que enciende un ordenador que si coge un vaso con la mano. La gente piensa que detrás de una pantalla es anónimo, pero es mucho más público que pasear por la calle.

–¿El informático es el tipo de delito que más aumenta?

–El año pasado fueron los delitos contra la libertad sexual, un 58% más. Hay de todo, acoso a través de redes, maltrato físico... El aumento puede explicarse a varias causas. Una de ellas es que se denuncian más cosas que antes no se denunciaban y por una cuestión de educación. En este último aspecto se debe hacer hincapié no solo en los varones, también en las mujeres, sobre todo lo que no deben consentir. No puede ser que un novio controle el teléfono de la novia o que utilice la excusa de los celos. No pueden justificar ese tipo de comportamientos.

–Es un experto en seguridad vial. ¿Las últimas modificaciones en tráfico van por el buen camino?

–La seguridad vial en España es de las mejores del mundo. Hemos bajado notablemente la cifra de fallecidos. Es cierto que hay que seguir mejorando porque el 80% de los juicios rápidos por delito son contra la seguridad del tráfico. Lo más común que llega es la conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas y conducir sin permiso. Pero se han hecho multitud de campañas de seguridad vial que han conseguido bajar los accidentes. Es un dinero bien invertido y barato. Reducir accidentes implica que menos gente acabe en el hospital, lo que es un ahorro.

–¿Se requiere la figura del fiscal en asuntos que no se debería?

–Sí. La Fiscalía hay que centrarla en su función, que tarde o temprano acabará siendo la investigación de delitos. Por mucho que digan, los sistemas europeos acabarán unificándose. Somos el único país de Europa en donde no instruye el fiscal. Y no creo que el resto de países no sean democráticos porque instruya el fiscal o que le nombre el Gobierno. En EEUU, el fiscal general es como nuestro ministro de Justicia. ¿Es menos democrático que España por ello? El problema no es ese, sino para qué se nombra o a quién se nombra, no quién lo nombra. Ha habido fiscales generales magníficos que los ha nombrado el Gobierno, como manda la Constitución.

–¿Cómo valora a la actual fiscal general, Dolores Delgado?

–Con independencia de su idoneidad como fiscal, que lo es, con el prestigio que tiene en la carrera, que lo tiene, nombrar a alguien que dos días antes ha sido ministra de Justicia y que ha intervenido en una campaña política pidiendo el voto para un determinado partido, y después de unas declaraciones del presidente del Gobierno diciendo “la fiscalía de quién depende”, no es lo mejor para la imagen y prestigio de la carrera fiscal.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png