Borrar
Unos perros pasean por una céntrica calle de Salamanca. ARCHIVO
Insultos y deseos de muerte, el sufrimiento de los veterinarios en los servicios de urgencia

Insultos y deseos de muerte, el sufrimiento de los veterinarios en los servicios de urgencia

El Colegio de Veterinarios alerta de la situación en la que viven sus profesionales en un servicio que no están obligados a dar

Isabel Alonso

Salamanca

Miércoles, 17 de mayo 2023, 05:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Colegio Oficial de Veterinarios de Salamanca ha denunciado «el acoso y las agresiones verbales» que están sufriendo sus profesionales, especialmente a través de las redes sociales, pero también en sus centros de trabajo.

«Estamos teniendo que soportar insultos, deseos de muerte, odio, que se metan con nuestros familiares, que hablen mal de nuestros trabajos alentando a los demás a que también lo hagan...», denuncia Lucía Vicente, que asegura que se trata de un problema que se va extendiendo y que en parte está relacionado con los servicios de urgencias. «Ningún veterinario está obligado a hacer urgencias ni a cumplir ningún tipo de horario, ni tiene por qué salir de su casa de madrugada para atender ningún paciente y, sin embargo, lo hacemos porque somos profesionales de vocación y porque no queremos que nuestros pacientes estén desatendidos, pero esto no significa que tengamos que aguantar insultos o gritos», denuncian los profesionales.

De hecho, estas situaciones han hecho que en los últimos años hayan disminuido «drásticamente» los servicios de urgencia en Salamanca. «Si esto sigue así quizá llegue un día en el que no se disponga de ellos», apunta Lucía Vicente para insistir, a continuación, en la importancia del respeto al profesional. «Necesitamos que nuestro trabajo sea respetado porque intentamos hacerlo lo mejor posible, aunque no siempre salga bien y no siempre esté en nuestras manos. Pedimos respeto y educación para nuestra profesión».

Desde el Colegio Oficial de Veterinarios de Salamanca se insiste en el «total rechazo» a este tipo de actos, además de asegurar que utilizará todos los medios necesarios «para apoyar a nuestros colegiados en cualquier tipo de agresión».

«Somos conscientes de que existen situaciones de conflicto y puede haber situaciones en las que un propietario no esté satisfecho o de acuerdo con una actuación veterinaria, pero jamás será tolerable ningún tipo de agresión o acoso de cualquier forma», aseguran los facultativos a través de un comunicado, en el que también animan a que estos hechos se pongan en conocimiento del propio Colegio Oficial de Veterinarios.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios