Borrar
El tobillo de un paciente tratado en Salamanca por larva migratoria.
El Hospital de Salamanca, habituado a tratar el gusano de la influencer Lucía Pombo

El Hospital de Salamanca, habituado a tratar el gusano de la influencer Lucía Pombo

La enfermedad se ha viralizado desde que contó su experiencia

Javier Hernández

Salamanca

Martes, 5 de diciembre 2023, 06:45

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La noticia se viralizó porque le sucedió a la influencer española Lucía Pombo: un gusano se había metido dentro de la piel de su pie y día a día lo veía crecer y desplazarse por su cuerpo.

Pese a lo llamativo del relato, la realidad es que «no es tan excepcional como suena». Lo afirma el especialista en Enfermedades Infecciosas del Hospital de Salamanca, Moncef Belhassen. «Estamos hablando de una larva migratoria y en Salamanca las hemos tratado muchísimas veces. Lo normal es contraerla en países tropicales, en España sucede menos, pero luego los pacientes llegan aquí y los tratamos en el Hospital», relata.

Raro es el año, confiesa, en el que no haya que atender a tres o cuatro pacientes con esta patología. Los médicos salmantinos están tan habituados a este 'gusano' que incluso reciben casos derivados de otras provincias de fuera de Castilla y León.

¿Cómo entre este gusano en el cuerpo? «Mucha gente lo contrae cuando ha estado de vacaciones en estas playas paradisiacas. Pueden haberlo pisado o haberse tumbado sobre restos que contienen estas larvas (generalmente excrementos), por lo que la larva entra en contacto con el pie y luego se va introduciendo bajo la piel», explica.

Inicialmente la larva no se percibe hasta que va creciendo y produce un intenso picor. Con el paso de los días va aumentando de tamaño y deja un rastro serpenteante bajo la piel.

El último caso tratado en el Hospital de Salamanca de una larva migratoria data de este verano. «Hemos recibido a una pareja que había estado de viaje en Costa Rica y el hombre no sabía qué eran esas manchas que le estaban apareciendo en el tobillo. Nosotros lo tuvimos claro y lo tratamos rápidamente».

También se han atendido recientemente casos derivados desde Oviedo lo que viene a confirmar la 'etiqueta' de centro de referencia en Salamanca para este tipo de enfermedades.

Los especialistas del Complejo Asistencial insisten en la importancia de la prevención mediante prendas y calzados adecuados. También recuerdan que existen otro tipo de larvas capaces de llegar hasta el cerebro y producir complicaciones muy graves, pero que «afortunadamente, son casos excepcionales».

¿Cómo se soluciona?

Los especialistas especifican que existen dos tipos de larvas migratorias: una que puede originar cuadros más graves, y las que se están popularizando ahora, que causan problemas cutáneos.

«Este tipo de especies nacen, se desarrollan, se reproducen y mueren. Cuando se introducen en el cuerpo de un humano, como no pueden reproducirse, se quedan ahí buscando su ciclo y terminan muriendo en un periodo aproximado de ocho semanas», explican.

El problema es que resulta muy complicado soportar esa 'invasión' durante ocho semanas sin tomar medidas. «Verte esas lesiones durante dos meses, soportar el picor y las infecciones que se producen al rascarse no son fáciles», añaden.

El método más habitual para acabar con estas larvas es el tratamiento antiparasitario, que puede administrarse «por vía oral, pero también en crema sobre la zona afectada» para que el parásito vaya muriendo.

Lo que no se puede hacer es tratar de arrancarlo para sacarlo. «Lo que ves en forma de gusano es en realidad la reacción inflamatoria: el reguero que dejó el gusano a su paso, pero ya no está ahí abajo porque se ha movido», aclaran.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios