30 mayo 2020
  • Hola

Hacinados y atemorizados: así volvió a España una salmantina desde Londres

Sin distancia de seguridad ni protección en un vuelo hacia Madrid

30 mar 2020 / 17:58 H.

Esther llegó este domingo a las tres de la mañana a Salamanca después de un vuelo desde Londres a Madrid que califica como aterrador.

No se sintió segura desde que puso el pie en el aeropuerto de Heathrow, donde comprobó que entre los pocos vuelos que aún no se habían cancelado estaba el de Madrid.

Denuncia que se incumplieron las medidas mínimas de seguridad para evitar contagios por coronavirus. “Te hace pensar de qué sirve que estemos en casa confinados frente a la irresponsabilidad de querer hacer caja en un momento como este”.

Ataca a Iberia no solo por el retraso por falta de personal, sino porque tuvo que facturar en la puerta de embarque, donde estaban apelotonados los más de 200 pasajeros del vuelo, porque la facturación online estaba bloqueada. “Alguien del aeropuerto vino para recordar que nos teníamos que dispersar y muchos aprovecharon para colarse”.

Viajó junto a sus dos hijos pequeños desde Londres, donde trabaja para el Ministerio en el programa “Profesor visitante”, tras pedir permiso de tres semanas para volver a Salamanca. Cuando llegó el avión, comprobó que habían cambiado la aeronave por otra más pequeña, “no quedaban asientos vacíos y estábamos a 40 centímetros unos de otros”. Además, el comportamiento de los pasajeros tampoco fue ejemplar, ajenos al riesgo de contagio.

“Estoy en casa en cuarentena y con mucho miedo en el cuerpo. Lo del avión me ha pareció surrealista. Increíble que vuelos tan caros se llenen hasta arriba”.

PALABRAS CLAVE