08 agosto 2022
  • Hola

¿Ha frenado Salamanca la despoblación?

La provincia ganó una veintena de habitantes en la segunda mitad de 2021. Es la primera vez que no baja desde 2008. Sin embargo, los expertos desconfían de que sea el final de la crisis demográfica de la provincia

28 jun 2022 / 19:44 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

¿Se ha frenado la despoblación en Salamanca? La pregunta no es baladí. Surge a la vista de los datos del padrón continuo del Instituto Nacional de Estadística. El organismo refleja que la provincia salmantina contaba a 1 de enero de 2022 con 326.506 residentes, lo que supone un aumento de 23 personas en comparación con el 1 de julio de 2021. Se trata de una subida casi imperceptible, pero un gran cambio respecto a los anteriores años, ya que desde 2008 siempre se habían registrado descensos de habitantes en cada actualización semestral.

Los expertos consultados por LA GACETA desconfían de que el dato de la segunda mitad de 2021 represente el inicio del final de la crisis demográfica por la que atraviesa Salamanca desde hace más de una década. “Creo que es algo puntual”, señala Alberto del Rey, catedrático de Sociología y demógrafo de la Universidad de Salamanca. “Las condiciones contextuales no ofrecen cambios que nos indiquen que se ha frenado la salida de personas”, asegura. “Es difícil fijar la situación en un entorno como la pandemia y pospandemia, aunque es positivo que no se pierda población al ritmo que se venía perdiendo”, remarca José Luis Sánchez, catedrático de Geografía Humana de la Universidad de Salamanca.

Si todavía es pronto para considerar que lo ocurrido no es un freno de la despoblación, ¿cuáles han sido los factores que han influido en el segundo semestre del año pasado? “A pesar de la incertidumbre, la mejora de las perspectivas laborales al recuperarse la actividad tras la pandemia ha ayudado a frenar la salida de salmantinos. También ha provocado que proyectos de vida a largo plazo se hayan frenado hasta que se aclare la situación”, argumenta Alberto del Rey. José Luis Sánchez mantiene que Salamanca cada vez cuenta con menos jóvenes, por lo que es lógico que las marchas desciendan, lo que puede coincidir con la llegada de más salmantinos que regresan a la provincia tras jubilarse. “Ha habido un repunte en la llegada de extranjeros, tras las restricciones que hubo con la pandemia para viajar. En Salamanca, además, las instituciones están haciendo esfuerzos para atraer a investigadores de otros países”, añade también.

¿La solución entonces es atraer a más extranjeros? “Los extranjeros pueden frenar la caída, pero de forma temporal. Muchos vienen con un nivel formativo alto y en un principio se pueden conformar con un trabajo poco cualificado, pero al cabo del tiempo buscarán fuera de Salamanca otro de su nivel”, explica Alberto del Rey.

Ambos expertos se muestran escépticos sobre el futuro. “El teletrabajo ha tenido un efecto inferior al esperado. Y hace falta crear más actividad económica y servicios para fijar población”, señala José Luis Sánchez. Alberto del Rey, por su parte, recuerda que la diferencia entre fallecidos y nacimientos seguirá ampliándose en los próximos años. Además, apunta a déficits en prestaciones básicas que juegan en contra de Salamanca. “Es verdad que tenemos precios de viviendas más competitivos que Madrid, pero el acceso a internet en el medio rural es malo y la escasez de médicos es un obstáculo para asentar población”, subraya.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png